Acapulco, Guerrero.- Restauranteros de las playas de Caleta y Caletilla en la zona tradicional de Acapulco se deslindaron de la responsabilidad de hacer que los visitantes cumplan con las medidas sanitarias, pues señalaron que son las autoridades quienes deben encargarse de que los turistas cumplan con los requerimientos desde la entrada al puerto, para que la ciudad no retroceda al semáforo rojo.

En entrevista, el presidente de la Unión de Restauranteros de Caleta y Caletilla, José Luis Laredo Vargas, indicó que pese a la reapertura, algunos negocios aún continúan cerrados por la falta de ingresos, entre ellos el de él, esto aún cuando fue beneficio con los microcreditos entregados por el gobierno federal, ya que indicó que el dinero no fue suficiente.

Asimismo, indicó que la baja afluencia de turistas en esa zona es uno de los motivos por los que no ha podido recuperarse.

"Nosotros estamos haciendo lo más que podemos para poder cumplir con los lineamientos, pero no es responsabilidad de nosotros que el turismo venga como venga, también ellos desde la entrada al  puerto deben traer ya los requisitos para poder andar en las playas, y el gobierno debería controlar desde ahí el acceso. Los visitantes son un poco necios pese a que uno les explique. Las autoridades deben tomar medidas y nosotros acatarlas", expresó Laredo Vargas.

Esta tarde, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, que el cambio de semáforo epidemiológico de color rojo a naranja en Guerrero, ha traído consigo un alza de contagios del virus SARS-CoV2 (Covid-19).

Asimismo, lamentó que los visitantes piensen que Guerrero "es la tierra en que hay que hacer cada quien lo que se le ocurra".