Acapulco, Guerrero.- Durante su discurso en el  Tercer informe de Actividades del Comité Ejecutivo de la Sección XXXV del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) la presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, manifestó que el puerto de Acapulco es refugio de desplazados de otros municipios pese a la violencia en la que se encuentra sumida la ciudad.

Román Ocampo abundó que los desplazados que arriban a la ciudad, provienen en su mayoría de Tierra Caliente, Chilapa, Costa Grande y parte de Michoacán, y su presencia incrementa los cinturones de miseria de la ciudad, lo cual eleva también los índices de violencia, fenómeno ante el cual el ayuntamiento no tiene la capacidad económica para dar la respuesta necesaria.

Por otra parte, manifestó estar avergonzada con la base trabajadora sindical del SUSPEG por las grandes deudas institucionales que el Ayuntamiento de Acapulco tiene con los trabajadores, y refirió que al llegar al cargo pudo advertir que el recurso sindical no se utilizó para pagar las prestaciones de los empleados sino para otras situaciones, lo que ocasionó la violación de sus derechos laborales; por lo cual le pidió al dirigente del SUSPEG tener paciencia, porque su compromiso es cumplirle a la base trabajadora y dio a conocer que se encuentra en platicas con el delegado del Infonavit para establecer un convenio para que la clase trabajadora goce de estos beneficios.

 Aún hay información de sobre ataque a comandante

En entrevista, Román Ocampo informó que hasta el momento no ha podido comunicarse con el Fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, para que informe sobre el ataque armado que sufrió la mañana de este día un comandante de la policía municipal de Acapulco, quien junto a su esposa fue baleado por sujetos desconocidos.

Asimismo, aseveró que en cuanto supo de este hecho instruyó para que los lesionados fueran enviados a un hospital privado con todo los gastos pagados por el Ayuntamiento.

Cuestionada sobre el hecho de que pese a que se encuentra trabajando en Acapulco la fuerza federal no se ven resultados en materia de seguridad, Román Ocampo indicó que con los operativos realizados se ha podido observar una disminución de violencia, ya que han habido días sin homicidios dolosos.