Acapulco, Gro.- El municipio considerado como el epicentro del Covid-19 en Guerrero, presentó un leve descenso en los casos y muertes por esta enfermedad vira, informó el subsecretario de salud federal, Hugo López Gatell; aún continúa siendo el centro de la pandemia en el estado.

López Gatell, reiteró que a pesar de los pronósticos, las y los acapulqueños no deben confiarse, ya que el descenso de los casos no garantiza que el virus haya sido controlado. Asimismo expuso que de relajarse las medidas podría surgir un rebrote.

"En Acapulco, Guerrero tuvimos una dificultad hace casi tres semanas, en especial en un fin de semana donde llegamos a un punto de saturación, gracias a las fuerzas armadas e INSABI se amplió el espacio hospitalario, y ahora hay una fase de descenso", expresó.

El funcionario federal hizo hincapié en que hace tres semanas hubo problemas de espacios en camas Covid, incluso instituciones como el ISSSTE dejaron de recibir pacientes debido al desborde en la ocupación, sin embargo, ahora cuentan con mayor capacidad en terapia intermedia e intensiva, al igual que el IMSS y los hospitales de la Secretaria de Salud.

Llamó a los ciudadanos a mantener las medidas de sana distancia, así como todas las indicaciones locales.

CIFRAS SE CONTRAPONEN

Pese al pronostico favorable expuesto por el Secretario de Salud Federal, sus datos se contraponen con la información proporcionada por las autoridades locales, donde día con día los casos confirmados van a la alza tan solo en el puerto.

Cabe mencionar que en un recorrido hecho por Bajo Palabra la semana pasada, en diversos consultorios privados de la ciudad, se pudo constatar que personas con dolor muscular, fiebre, dolor de garganta, gripe y tos, todos síntomas asociados al Coronavirus abarrotaron los consultorios de la cadena Similares en Acapulco.

Falta de seguro social y miedo a ser atendidos en los hospitales porque "allá están los más graves", son solo algunos de los motivos por los que deciden acudir a este tipo de consultorios y descartan por completo atenderse en una de las unidades especializadas habilitadas por el Gobierno.