Las playas de Acapulco, Cancún, Los Cabos y las rivieras Maya y de Nayarit serán los destinos favoritos para los vacacionistas mexicanos durante esta temporada de verano.

Ante el incremento de viajes y saturación durante dicho lapso, en especial hacia destinos de sol y playa, la agencia de viajes Mundo Joven sugiere definir el tipo de viaje que se decide hacer, toda vez que será decisivo para elegir el destino.

Además se debe planear si el viaje es en el país o al extranjero, playa o en una ciudad colonial, ya que los costos para cada lugar pueden cambiar de manera significativa por la saturación que presenta el destino.

Reservar con anticipación puede disminuir los precios y permite encontrar un mayor número de ofertas tanto en líneas aéreas como en hoteles, puntualizó la empresa en un comunicado.

Viajar en autobús, auto propio o incluso rentar una camioneta puede ser otra forma de viajar con comodidad y bajos precios, sin embargo es oportuno saber el número de personas que podrían acompañar durante el trayecto para compartir los gastos.

Buscar información precisa del destino elegido ayudará a planear mejor la agenda de viaje, ello con la finalidad de saber qué visitar, en dónde comer, lugares de moda para ir a bailar, cultura y arte, entre otros.

En el itinerario también es importante visitar aquellos lugares que ofrecen entrada gratuita como museos, galerías e inclusive algunas escuelas de arte ofrecen obras de teatro sin costo alguno, es una manera alternativa de conocer una ciudad.

Conocer a riqueza gastronómica de un destino es imprescindible, pero existen formas económicas de hacerlo, los mercados son una gran opción para acercarse a la comida típica de las regiones, además de conocer otro tipo de frutas o vegetales de la zona.

En ese sentido es importante buscar los lugares que ofrezcan limpieza, ya que no sería práctico gastar en medicamentos y servicios médicos, restaurantes y fondas también son otra opción.

En cuanto a las salidas nocturnas es recomendable llevar poco dinero o hacer uso de la tarjeta de crédito con mesura, ya que muchas veces por la euforia y la adrenalina del momento, se gasta de más y se usa el presupuesto destinado para el resto del viaje.

Notimex.