Acapulco, Guerrero.- De la inacción a las mentiras, así ha sido la actuación del gobierno municipal de Acapulco ante la contingencia por Coronavirus que el día de hoy se elevó oficialmente a la fase dos.

Con un manejo político basado en la simulación de acciones y el protagonismo mediático, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo no ha estado a la altura de la crisis de salud que se padece y a la que está expuesta la población local, y visitantes de este destino de playa.

En días pasados, de acuerdo a un boletín de prensa, se anunció que la desmantelada Dirección de Salud Municipal había puesto en marcha medidas preventivas para evitar contagios por Coronavirus (COVID-19),  instalando filtros en todas las centrales de autobuses de Acapulco, para detectar posibles casos entre los visitantes, además de aplicar gel antibacterial y compartir folletos con las medidas preventivas.

En un recorrido el día de hoy por las terminales de Estrella de Oro Diamante, Cuauhtémoc y Las Cruces, así como en las terminales de la Estrella Blanca Papagayo, Ejido y Centro, se pudo constatar que no existen tales medidas anunciadas por Salud municipal ni módulos de atención, lo que hay son frasquitos de gel en las ventanillas donde expiden los boletos, y ninguna presencia de personal de salud en el área. Tampoco existen módulos de atención en las diferentes playas de Acapulco donde los turistas están expuestos a cualquier contagio.

Lo misma situación ocurre  en las clínicas y hospitales de esta ciudad, donde se nota el abandono, como el Hospital Quirúrgico de Hogar Moderno y la Clínica de Atención Primaria a la Salud (CAAPS) ubicada en la Colonia Progreso, donde la única medida que hay es una cartulina en la entrada que indica lo siguiente:

“Por contingencia solo se permite la entrada al paciente. Los acompañantes deberán esperar fuera del hospital, solo niños, personas de la tercera edad y personas con alguna discapacidad podrán ingresar con un acompañante por su atención gracias”.

Salud sin presupuesto

Bajo Palabra buscó una entrevista con la directora de Salud, Elizabeth Torres García, para saber cuánto personal y recursos ha destinado esa dependencia para la prevención y atención de la contingencia, pero volvió a negarse a informar sobre una situación de emergencia como lo es esta pandemia.

La negligencia y falta de acciones específicas para atender a la población, se ven reflejadas en el abandono que presenta la propia dirección de Salud pues carece de los recursos económicos necesarios por la falta de presupuesto. Hasta la fecha la alcaldesa Román Ocampo no ha querido enviar la propuesta de presupuesto 2020 para su análisis y aprobación ante el Cabildo acapulqueño, retrasando la atención a los ciudadanos.

La salud sin presupuesto

La salud sin presupuesto

El incumplimiento de no aprobar el presupuesto municipal, tiene un impacto directo en la Salud municipal donde no existe ni gel para repartir a los ciudadanos, pues según dijeron algunos trabajadores no hay dinero para comprarlo por no haberse aprobado el presupuesto.

La semana pasada la alcaldesa Román Ocampo, hizo un llamado a empresarios locales y nacionales para que le aporten a un dudoso Fondo Municipal del que no especificaron para qué es, y cómo debe operarse. El anuncio de este injustificado fondo, solo fue hecho con un torpe fin mediático, pues ni siquiera le volvieron a dar seguimiento, ni han informado cuáles son los avances o cómo será administrado.

Ayuntamiento solo es replicador

En entrevista, la regidora y presidenta de la Comisión de Salud del Cabildo, Alba Patricia Batani Giles aseguró que el gobierno municipal de Acapulco solo es el vocero de las medidas preventivas e higiénicas que deben observar los ciudadanos, porque hasta el momento no hay recursos económicos para realizar más acciones.

"La comisión de salud como tal no puede tomar ninguna decisión porque el único que da los lineamientos es el gobierno federal a través de la Jurisdicción Estatal y municipal pero nadie puede ser vocero de nada, más que la directora de salud municipal, Elizabeth Torres García y la encargada de los centros de salud del municipio, Roxana Tapia Carbajal", expresó Batani Giles.

Adela Román, inacción y polítiquería

Adela Román, inacción y politiquería

Asimismo, afirmó que hasta el momento se está apoyando con personal médico, paramédico y enfermeras que se encuentran llevando a cabo brigadas de salud en líneas de autobuses, donde según ella, se reparten cubre bocas y gel antibacterial.

En un recorrido hecho en dos ocasiones, se pudo constatar que tales medidas anunciadas por el ayuntamiento son mentiras, pues en las líneas  de autobuses no hay presencia de personal de Salud municipal.

A pesar de la falta de acciones efectivas por parte del ayuntamiento para supervisar y aplicar medidas higiénicas en beneficio de la población,  la alcaldesa Román Ocampo dio ayer una conferencia de prensa transmitida por redes sociales donde la encargada de salud municipal, Roxana Tapia Carbajal, se comprometió con la alcaldesa, Adela Román Ocampo en verificar y recorrer los centros de salud para que verdaderamente estuvieran cumpliendo con las medidas de prevención e higiene.

El compromiso no pasó de ser una mera simulación y una mentira, pues no se nota la presencia del personal de la dirección de Salud por ninguna parte de Acapulco, incluso, de acuerdo a versiones de algunas personas que este día se encontraban en la dirección, la mayor parte del personal no llegó a trabajar por que según no quieren exponerse.

También este día se buscó al director de la Clínica de Atención Primaria a la Salud (CAAPS), Moisés Castillo Palacios, quien se negó a dar entrevista porque dijo por medio de un empleado que el único autorizado para dar cualquier tipo de declaración es el secretario de salud Guerrero, Carlos de la Peña Pintos.

No hay presupuesto: Turismo

Por otra parte, el secretario de turismo de Acapulco, José Luis Basilio Talavera confirmó que el municipio de Acapulco no tiene un presupuesto destinado para llevar a cabo las medidas de prevención e higiene como la proporción o dotación de gel antibacterial, cubre bocas y  alcohol.

En entrevista, Basilio Talavera indicó que la función de vigilancia y prevención sanitaria le corresponde a la Secretaría de Salud municipal de Acapulco, quienes, según él, se encuentran llevando a cabo estas acciones.

"No, no contamos con presupuesto sino aquí lo que hacemos es informar que deben contar con gel, cubre bocas y alcohol las mismas empresas. La semana pasada hicimos un video de cómo pueden elaborar gel antibacterial pero todas las empresas deben contar con estos productos a la vista", expresó el funcionario.

Asimismo, aseguró estar en comunicación y coordinación con las líneas de autobuses, líneas aéreas y la terminal marítima que se encuentra cerrada desde hace dos semanas.