Acapulco, Guerrero.- El síndico administrativo de Acapulco, Javier Solorio Almazán presentó 11 puntos para reorganizar las finanzas públicas municipales en Acapulco porque afirmó que se avizora una crisis económica, larga y profunda.

Asimismo, el edil acapulqueño indicó que solicitó un informe del gasto de los 105 millones de pesos que el Cabildo autorizó para atender problemas económicos y sociales derivados de la pandemia como apoyos económicos, compra de insumos y materiales, entre otros.

En su conferencia de los miércoles, Javier Solorio dijo que en las administraciones municipales anteriores se comportaron como si vivieran en una fiesta, sin responsabilidades y sin respeto por los ciudadanos, dijo que muy pocos gozaron de esa fiesta que fue pagada por los acapulqueños.

Afirmó que actualmente el gobierno municipal “está sostenido por una burbuja que hasta pudiera parecer casi artificial”.

Aseguró que antes de la pandemia la economía del municipio estaba agonizando antes de la pandemia.

Advirtió que se aproxima para Acapulco una crisis financiera larga y profunda y parece que no se está viendo la gravedad de esta crisis.

El síndico preguntó ¿quién se va a responsabilizar de la crisis en Acapulco?. ¿Quiénes o qué causó la crisis de Acapulco y cómo la vamos arreglar?

¿Quiénes autorizaron el endeudamiento y para qué, fue una decisión en conjunto o fue personalizada?

Dijo que en la crisis de Acapulco hay muchos responsables, pero sobre todo los responsables han sido los alcaldes e incluso, cabildos enteros.

Indicó que de aquí en adelante los próximos alcaldes la tendrán muy difícil. Es posible que este diciembre tendremos en una crisis severa de liquidez. Vemos muy responsables implementar una serie de medidas para aligerar la carga financiera del segundo semestre de 2020”.

Señaló que si no se hace nada y si no se toman en cuenta esta medidas se tendrá una falta de liquidez para hacer frente incluso en diciembre, por eso dijo que compartiría once puntos para regresarle el honor al honorable ayuntamiento y atender la crisis financiera a corto, mediano y largo plazo.

1.- Urge reestructurar la deuda a largo plazo.

2.- Cortar la oleada de ejecuciones de laudos. Hay más de mil laudos de personas que han trabajado en el municipio.

“Estamos de acuerdo que los trabajadores si son dadas de baja deben ser liquidados, pero los gobiernos no lo han hecho y los laudos ahora se hacen millonarios”.

“Debe haber un exhorto del ayuntamiento, del cabildo, del Congreso, para que a su vez los tribunales y jueces que dictaminan, se paren al menos durante este año. El municipio no tendrá liquidez para pagar laudos este año”, adelantó.

3.- Aprobar un Programa de regularización de adeudos de derechos e  impuesto municipales dando facilidades de gestión en todas las áreas para motivar al contribuyente como licencias de construcción, constancias de uso de suelo. También dijo que las personas que tienen propiedades en playa deben pedir a Sofemat que les regularice.

4.- Restaurar la confianza de los ciudadanos porque el origen de los problemas es debido a malas decisiones históricas. “Necesitamos ser muy transparente en la recaudación para restaurar esta confianza. Lo dice el manual de la OMS que en las pandemias es cuando mayor transparencia debe haber”.

5.- Ampliar la cartera de contribuyentes incumplidos. Una verdadera estrategia de recaudación del predial.

Informó que solo la mitad de 270 mil cuentas prediales van al corriente. Los que más tienen son los que menos pagan, aseveró.

Denunció que de forma unilateral se cambió el sistema del cobro del predial pero los síndicos ni los regidores fueron tomados en cuenta. Afirmó que el nuevo sistema no está siendo muy eficiente porque la recaudación está caída.

Dijo que se solicitó un estado de cuenta de las cuentas de la Base Naval hasta Puerto Marqués, y que solo en esa área había 2 mil 100 cuentas que nunca habían pagado predial.

6.- Cancelar toda compra de bienes, equipo de operación, autos, mobiliarios espacios gubernamentales, remodelación de oficinas. Ejecutar con rapidez las obras para generar fuentes de empleo.

7.- Exhortar al Congreso del Estado para que se disminuya el número de regidores, de acuerdo a la propuesta de AMLO, para que de 20 regidores pasen a 16 o  hasta 14 en el municipio de Acapulco. Simplificar que las dos sindicaturas se fusiones para hacer una sola. Este puno debe hacerse con prontitud, antes de que comience el próximo proceso electoral, alertó.

8.- Adquirir todos los insumos de gobierno de manera transparente y que sean las empresas con domicilio fiscal en Acapulco, empresa locales las beneficiadas. Reiteró que todas las adquisiciones sean transparentes y se beneficie a las empresas locales.

9.- Valorar, valorar las recategorizaciones con los trabajadores basificados. En esta administración no debe haber bases nuevas provenientes de pactos de la administración, pudiera haber pero a propuestas de los sindicatos, y de base trabajadora, pero no debe haber un solo basificado proveniente o a propuesta de la administración municipal.

Explicó que cada que llega un presidente municipal y se va, los basificados resultan ser los allegados al alcalde municipal y a los regidores.

Afirmó que esta media es porque no hay dinero para nuevas basificaciones, a menos que se valore y que sean propuestas de los sindicatos.

10.- La creación de organismos de auditorías  múltiples, tanto gubernamentales como ciudadanas y reforzarlas.

11.- Por último reflexiono que “esta crisis nos ha enseñado que las decisiones unilaterales en un municipio no funcionan”.

Explicó que estas medidas anunciadas “no solo son posibles, sino que consideramos algunas de ellas, incluso, obligatorias.

Lo más importante, dijo, “es no alejarnos del alma y espíritu de la Cuarta Transformación. No debemos alejarnos del espíritu de la 47, los tiempos ya han cambiado”.