jacko badillo para alcalde de acapulco 2En la búsqueda de los candidatos a la presidencia municipal de Acapulco, en este complicado proceso electoral, reporteros de Bajopalabra.mx entrevistaron a Joaquín Jacko Badillo Escamilla en la colonia Progreso, en encuentro que sostuvo con mujeres, bajo la sombra de una cabaña.

En aspirante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) estuvo dispuesto a platicar con nosotros y responder a cada una de las preguntas en torno a su aspiración política y de lo difícil que le sería competir con los partidos fuertes como PRI, PRD, PAN y MC.

El candidato, de baja estatura, mente brillante y empresario exitoso, se dedica al negocio de la seguridad privada.

¿En qué momento decide entrarle a la política? ¿Son los mejores tiempos para hacerlo?

Las circunstancias y los tiempos en mi caso son muy oportunos. Trabajo y me dedico a dar seguridad privada empresas y personas en una empresa familiar que se llama Jobamex y tengo más de 3 mil 500 empleados.

Trabajo con gente humilde, con personas que tienen necesidades, que no pudieron estudiar; algunos de ellos recogían basura en calles y colonias, seres  que no se les dieron oportunidades para estudiar. Al ver esto, es como me nace el deseo de participar en esta contienda electoral, con miras a cambiar las condiciones de vida de toda esta gente.

Hace tres años que inicié una fundación, con la idea primordial de atender las necesidades de toda esta gente de escasos recursos. Pero, además, veo que hay muchas otras carencias que tienen, como es la falta de atención médica, acceso a la educación y la falta de servicios como drenaje y agua potable en algunas zonas en donde viven.

¿Después de ser presidente de la Coparmex, decidió buscar la candidatura a la alcaldía?

Después de crear mi fundación llegué a la presidencia de la Coparmex, una asociación de un sector productivo, desde donde también inicié una labor de servicio por los demás e hice un buen trabajo.

Desde ese sector, la gente empezó a ver en mi a un empresario joven, que se interesa por ayudar a la gente y es entonces donde me nace el deseo de entrarle a la política de manera más activa y buscar la candidatura en el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la presidencia de Acapulco.

¿Puede un empresario ofrecer algo a los acapulqueños desde el gobierno?

Soy alguien que les puede ofrecer algo a los acapulqueños, soy gente de mucha fe,  persona que cree en los tiempos y las circunstancias. Creo en Dios, y creo que poco a poco me ha ido poniendo en el lugar que me corresponde.

Acapulco me ha dado mucho, yo nací en este municipio, mi esposa y mis hijos también viven aquí, es por eso que mi deseo es devolverle algo a este destino que ya necesita un cambio de fondo.

¿Qué opina del caso Ayotzinapa?

No olvidemos que la manifestación legítima de quienes exigen la búsqueda de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos y asesinados viene originada de malos gobiernos; ellos también son ciudadanos y es por eso que la propuesta de Jacko es cambiar precisamente estas formas de hacer gobierno.

Con un partido que de alguna manera no tiene mucho capital político por ser considerado un partido pequeño y con poca presencia, ¿cómo ganar votos ante una sociedad cansada de tanto engaño y polarizada por la crisis política y social?

Buscamos la participación de quienes no han emitido su voto, por todo los malos gobiernos que no les han cumplido las promesas de campaña; decirles a esas personas que hay una nueva propuesta y con garantía que, desde la sociedad civil, más allá de los partidos, se pueden cambiar las cosas, pero sólo si existe la participación ciudadana.

¿Cómo quitar ese estigma de políticos corruptos?

Jacko también está harto de los malos gobiernos, por eso se ha decidido participar y de ganar la elección del 7 de junio, poner el ejemplo de cómo se tienen que hacer las cosas.

Si se dice que, a los partidos grandes, les va a costar mucho ganar esta contienda por todo lo que se ha vivido, ¿cómo cuál será su estrategia para ganarles a los otros candidatos?jacko badillo para alcalde de acapulco

La tarea no es fácil, pero si hemos logrado mantener una empresa con una planta laboral de 3 mil 500 trabajadores, casi la mitad de los empleados del Ayuntamiento, también podemos hacerlo en el gobierno municipal.

El ver como los gobiernos se han visto rebasados, es lo que me hace tomar el timón del barco y buscar el cambio de gobierno y de las condiciones de pobreza en la que viven muchas familias en este municipio, y convencer aquellos que todavía tienen la esperanza de un cambio.

¿Podrá vencer en las urnas a los partidos que ya tienen un reconocimiento en la gente?

Con mucho respeto que se merecen los partidos, que ya tiene muchos años y arraigo entre la gente,  pero no deben olvidar que las nuevas ideas, propuestas y rostros, hacen que la mayoría de la ciudadanía cambien la percepción de la política y de la intensión del voto y hagan la diferencia.

Siempre tenemos un margen de abstencionismo de una 40 o 50 por ciento en cada proceso electoral y esas grandes estructura se aprovechan de eso, e incluso generar temor entre la población para que no salga a votar o también poner un partido México-Brasil para que la gente se quede en casa.

Y además de competir con los otros candidatos y partidos fuertes, ¿cómo vencer el abstencionismo?

La gente está muy lastimada, y he platicado con muchas personas que se sienten defraudadas y yo le apuesto precisamente a ese colectivo, para me den la confianza y la oportunidad de hacer un gobierno diferente.

Estoy despertando en el abstencionismo el deseo de participar en este proceso electoral, para que emitan su voto, como un derecho constitucional de elegir libremente a quien será su nuevo presidente municipal.

Se dice que las campañas se gana con una buena estructura, un partido fuerte y con muchos recursos, ¿le alcanzará el dinero a Badillo Escamilla para poder moverse en todo el municipio y ayudar a la gente con apoyos económicos como hacen otros partidos para que voten por usted?

Yo voy a llegar a la presidencia con aquellos que nunca han votado, y estamos hablando que ese colectivo despedaza a cualquier estructura de partido, porque es más de la mitad de la población y la otra mitad, se reparte en el resto de los otros partidos.

Simplemente con el simple hecho de que yo logre sacar a votar al 20 por ciento de los que no votan, Jacko Badillo será el próximo presidente de Acapulco. Y espero, como meta, completar al menos 70 mil votos para arrasar en esta elección de 2015.

A ojo de buen cubero con ¿cuántos votos piensan ganar?

Tomando en cuenta que la participación en esta elección es de al menos 10 partidos políticos, estamos ante un hecho en que el voto se va polarizar. Estaría sacando un promedio, a cálculo matemático, de al menos unos 77 mil votos para el 7 de junio.

Pensando positivamente, que usted ganara esta contienda, ¿sabe que encontrará a un municipio al borde de la quiebra, descapitalizado y con más de 500 laudos a punto de perderse  en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje?

Entiendo que el ayuntamiento tiene un presupuesto de más o menos 2 mil 200 millones de pesos, y que tiene también una deuda de más de mil 400 millones de pesos. Sin embargo, nosotros los empresario sabemos ser eficientes y administrar bien los recursos; con poco o mucho,  sorteamos los problemas financieros, por eso confiamos que, pese a esta adversidad, podemos poner a flote este barco que está a punto de irse a la deriva e irse a pique.

Decirlo es muy fácil, ¿cómo le va hacer entonces?

Vamos a dar tiros de precisión,  con una administración eficiente, capitalizar la fuerza productiva y evitar que  no se tenga personal de más, y que cada quién se ponga a trabajar en las áreas que les corresponda, dando lo mejor de sí.

Para sanear la administración propongo buscar fuentes de financiamientos a créditos blandos, que nos permitan salir de las deudas que actualmente se tiene y que está ahogando a este gobierno.

Yo ya me encuentro haciendo acercamientos, precisamente para ganarle al tiempo y ver qué empresas financieras pudieran darnos la posibilidad de obtener préstamos que permitan pagar los pasivos y, en un tiempo no muy lejano, dejar sin deudas a este municipio.

¿Quiénes gobernaran con usted de llegar al gobierno municipal?

En planilla llevo ciudadanos, que les gusta trabajar y servir a la gente, creemos que con una buena administración, sin gente corrupta, podemos optimizar los recursos del gobierno para cambiar la realidad que se tiene.

Unos dicen que la administración municipal es “la rifa del Tigre”, otros que sus males “no son terminales” y  también hay de los que dicen que Acapulco puede ser lugar de “fiesta y glamur”, para usted ¿cómo calificaría a esta administración municipal?

Recibir esta administración municipal es como recibir un auto desvielado, que nadie lo quiere. Pero, pese a todo, le voy a entrar y tendré la oportunidad de demostrar que sí se pueden hacer bien las cosas.

Entre otras cosas, el problema de la inseguridad no puede pasar desapercibido, ¿cómo le  va hacer para combatir la delincuencia?

No voy a resolver el problema de la inseguridad con la mano en la cintura, porque es un tema muy delicado al que nadie le quiere entrar y “tomar el toro por los cuernos”. Yo quiero ofrecer mi experiencia que tengo en eso de la seguridad, y combinarlo con los tres órdenes de gobierno para combatir la delincuencia y bajar los índices delictivos, a tal grado, que las familias puedan caminar con seguridad.

Sí hay policías, pero el problema es que no son bien valorados. Ante esa situación propondré cuatro acciones importantes, que son el eje rector en materia de seguridad para cambiar las cosas.

La estrategia estará diseñada como un ancla importante dentro del plan de gobierno, blindar Acapulco para que la gente se sienta segura y lo demás vendrá por añadidura.

A los policías hay tratarlos bien, buscar un acercamiento y un diálogo constante con ellos, para que se vuelvan a sentir orgullosos de ser policías. Otra acción es tener una coordinación de fuerzas con el Ejército, la Marina, Policía Federal y la Fiscalía para que puedan interactuar de manera directa, y entonces el presidente no salga con que “eso no me toca o no me corresponde”.

Se trata de que la ciudadanía le exija al presidente la seguridad y el presidente le responda con hechos y no con justificaciones. Como acción tres, es adquirir tecnología de punta, por circunferencias, por cuadrantes, para que todo lo que sucede con la policía y la ciudadanía se atienda de manera inmediata.

Buscaremos que los programas de la federación para apoyo a la seguridad realmente se usen para ese fin y no sean desviados para otros rubros. Que esos recursos sean utilizados para comprar los equipos y herramientas que sirvan para dar seguridad y den los resultados que la gente desea.

Y si la seguridad es importante, no menos también en asunto del turismo como principal motor de la economía municipal y del propio estado. ¿Cómo le va hacer para detonar el turismo internacional que se ha perdido?

Una vez que se tenga la seguridad bajo control, en consecuencia inmediata, el turismo internacional, que se alejó por tanta violencia, regresará nuevamente a disfrutar de las bellezas de este bello puerto.

En este momento, si a un europeo le regalas un viaje Acapulco, simplemente no viene, porque sabe que las condiciones de seguridad no son las mejores. De ahí la importancia de arreglar la casa, para poder ofertarla.

Se buscará crear una fuerza élite capaz de reaccionar ante cualquier eventualidad que verdaderamente de excelentes resultados, que Acapulco sea un modelo de seguridad para todos los estados del país, y cuando se entregue la administración, al menos en la seguridad, el próximo alcalde lo tenga resuelto.