Foto de Javier Verdín

Acapulco y Chilpancingo están considerados entre las cinco ciudades más violentas del país, mientras que Guerrero es el estado menos pacífico de México, señaló Patricia de Obeso González, vocera en México del Institute For Economics and Peace, quien presentó este jueves en Acapulco el Índice de Paz para México 2015.

Asimismo, advirtió que la corrupción es terreno fértil para la impunidad.

El Índice de Paz se compone de 22 indicadores, México ocupa la posición 144, y es considerado "muy bajo", en cuestión de paz. De Obeso González explicó que el estudio se basa en el la Paz negativa, que es la ausencia de la violencia o miedo a la violencia. "Se trata de siete indicadores como homicidios, delitos, entre otros", indicó.

Patricia de Obeso advirtió que “algunos de los indicadores, como los delitos con arma de fuego, muestran una ligera mejora, sin embargo, Guerrero tiene el reto de mejorar los niveles de paz a largo plazo y mostrar progreso en el estado”.

El análisis toma en cuenta los costos directos e indirectos de la violencia, y se resalta que el Estado mexicano gasta 43 mil pesos por persona en temas relacionados con la seguridad y el combate a la violencia, el estudio fue efectuado entre 2003 y 2014. Tomando como año clave 2007, debido a una "intensificación" de la lucha contra el narcotráfico.

Las entidades menos pacíficas son Guerrero, Morelos, Sinaloa, y Michoacán.

Las más pacíficas son Hidalgo, Yucatán y Querétaro. Orizaba, Tuncingo y Campeche. Mientras que Acapulco, La Laguna, Tecomán y Chilpancingo son las ciudades más violentas en México. En el puerto, la última semana se han suscitado más de 20 ejecuciones en sitios entre los que se incluyen la playa, la franja turística y avenidas aledañas a la costera Miguel Alemán.