Ciudad de México.- “Acepto el desafío”, dijo la mañana de este viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador, al comentar la difusión del video en que aparece su hermano Pìo con David León.

“Porque esto me da oportunidad de ir al fondo, es decir, de que todos pasemos escrutinio público: todos, nada de tecnicismos o de pruritos, para que la vida pública sea completamente pública”, puntualizó.

Reconoció que “el propósito es ese dañar: la imagen del gobierno, pero no lo van a lograr”, adelantó.

Reiteró que hay aves que pasan el pantano y no se manchan, “mi plumaje es de esos”.

“Siempre he salido de la calumnia y tengo mi conciencia tranquila por eso soy capaz de enfrentar a la mafia de la corrupción de México”, recalcó.

Indicó que esto le va ayudar a que “se sepa todo por completo, porque tienen, que llamar a declarar a mi hermano y a David León, llegar al fondo; lo mismo a los expresidentes, y no dejar ningún detalle en el caso de las denuncias contra Lozoya y contra García Luna”.

López Obrador consideró que debe irse a fondo, sin linchamiento político, con mucha seriedad, “fuera máscara, nada de hipocresía, transparencia completa, total”.