México.- La senadora Vanessa Rubio Márquez (PRI) dijo que recibió un trato "grosero y altanero", del titular de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro de la Secretaría de Hacienda, Juan Pablo Graf Noriega, y el señalamiento destapó que legisladores de todas las bancadas son objeto de asedios y presiones de funcionarios federales para que legislen en cierto sentido, expusieron, incluso, senadores de Morena y PT.

El coordinador del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, expresó la protesta de su grupo parlamentario por la "prepotencia y falta de respeto de un enviado del Ejecutivo", en agravio de la senadora Vannesa Rubio.

La agresión ocurrió momentos antes del inicio de una reunión de comisiones, y Graf Noriega maltrató a Rubio Márquez y a Nancy de la Sierra Aramburo (PT).

Informada de lo ocurrido, por unanimidad, la mesa directiva resolvió expresar su solidaridad con ambas legisladoras, y manifestar un "enérgico extrañamiento a Juan Pablo Graf Noriega".

Los senadores de Morena, en las intervenciones en el pleno, se sumaron a la molestia por el maltrato sistemático de que son objeto en el trabajo en comisiones, por parte de representantes de dependencias del gobierno federal.

La coordinadora del PT, Geovanna Bañuelos de la Torre, al solidarizarse con las senadoras Rubio y de la Sierra, dijo que también han faltado al respeto en comisiones del Senado, los secretarios de Hacienda, Carlos Urzúa, y el de Turismo, Miguel Torruco Marqués.

El presidente de la Comisión de Energía, Armando Guadiana Tijerina (Morena), quien en semanas pasadas cargó con el trabajo de lograr que transitaran los nombramientos de comisionados de la CRE, tronó al decir: "Hay que pedir a los secretarios que no manden a sus enlaces creyendo que el Senado y la Cámara de Diputados somos su Oficialía de Partes. No lo somos para hacer lo que ellos quieren".

El senador Ricardo Ahued Bardahuil (Morena) exigió que en lo sucesivo se prohiba que los funcionarios federales entren a los espacios de las reuniones de comisiones, porque incurren en presiones que consideró "intolerables".

Dijo que los representantes de dependencias entran a los salones de reuniones y en algún momento se arrinconan, cuchichean sobre la tarea de los senadores, y a la vez, cinco o seis no nos dejan se enciman y piden.

La senadora Nadia Navarro Acevedo (PAN) exigió que se pida la renuncia del funcionario de la Secretaría de Hacienda, pero José Narro Céspedes (Morena) pidió que se observaran las facultades que al efecto tiene el Senado.

La presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, Martha Lucía Mícher Camarena (Morena) dijo que la situación "es inaceptable y me preocupa". Reprobó a quienes "vienen a darnos clases de sabiduría", y que se debe pedir respeto institucional a quien asiste al Senado. Propuso pedir "que se extienda una disculpa".