México.- En mayo, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), una especie de Producto Interno Bruto (PIB) mensual, se estancó, al no registrar variación alguna con respecto al mes previo. Eso sí, en su comparación anual registró una caída real de 0.3 por ciento.

Con este dato mensual, la actividad económica de México hiló tres meses de estancamiento, arrastrado por la caída en las actividades industriales, lo cual no pudo ser compensada por los crecimientos en el campo y los servicios.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, al interior del IGAE, las actividades terciarias (servicios) aumentaron 0.8 por ciento y las actividades primarias (campo) 0.7, pero las secundarias (industria) disminuyeron 2.1 por ciento durante mayo de 2019 frente al mes precedente.

Desde una perspectiva anual y con cifras originales, el Indicador Global de la Actividad Económica cayó 0.3 por ciento, con respecto a mayo de 2018, lo que representa la segunda caída anual continua y el nivel más bajo para un periodo similar desde 2009, fecha en la que la economía mexicana sufrió las consecuencias de la crisis económica mundial.

Por componentes, las actividades primarias aumentaron a una tasa anual de 0.5 por ciento y las terciarias de 0.9, mientras que las secundarias cayeron 3.3 por ciento.

El Indicador Global de la Actividad Económica permite conocer y dar seguimiento a la evolución del sector real de la economía en el corto plazo, proporcionando valiosa información para la toma de decisiones, por lo que son consideradas como un ‘PIB mensual’.