Chilpancingo, Guerrero.- Con la llegada de Olga Sánchez Cordero a la Secretaría de la Gobernación, existe la esperanza de que las condiciones de las mujeres cambien en los estados como Guerrero donde los feminicidios van al alza, dijo la presidenta de la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres, Marina Reyna Aguilar.

En entrevista telefónica, la activista y promotora de la Alerta de Violencia de Género en nueve municipios de Guerrero celebró la propuesta de Sánchez Cordero de despenalizar el aborto en todo el país y que las mujeres dejen de ser procesadas por la interrupción del embarazo.

Recordó que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) depende de la Secretaría de Gobernación y con Sánchez Cordero al frente existe la esperanza que las condiciones de las mujeres mejoren en las entidades.

“Con Sánchez Cordero vemos que hay una oportunidad para que las cosas cambien para las mujeres, un buen indicio son sus declaraciones, sus posturas que han sido públicas en favor de las mujeres, pero falta todavía que estas declaraciones que ha hecho se hagan realidad. Confiamos que mejoren las condiciones de las mujeres en los estados”, dijo.

“Estas declaraciones significan una esperanza para nosotras para avanzar, lo vemos de buena manera y estaremos muy pendientes del trabajo. Nosotras como organizaciones de la sociedad civil pondremos de nuestra parte para que se haga realidad”.

Informó que, a través de la Red Nacional por los Derechos Humanos de las Mujeres, conformada por diversas organizaciones solicitantes de las alertas de violencia de género en los estados, solicitaron a las comisiones para para la Igualdad y Género del Senado y la Cámara de Diputados una reunión con Sánchez Cordero, quien asumirá el cargo mañana.