Guerrero.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, calificó de excesivas las acciones de indígenas de la localidad de Pueblo Hidalgo, municipio de San Luis Acatlán, y anunció que el gobierno estatal abonará al diálogo.

Entrevistado en la ciudad de Chilpancingo, el mandatario recordó que los pobladores de esa localidad ya habían iniciado con anterioridad una serie de protestas en las cuales el Ejecutivo estatal tuvo que intervenir.

Además explicó que los recursos del Ramo 33, del que los pobladores exigen 13 millones, no se puede dar en efectivo, como lo han solicitado, y se tienen que realizar estudios para que sean aplicados en lugares de marcada pobreza.

"No es un ramo que se pueda utilizar de cualquier manera, no es un ramo que se pueda disponer en efectivo (...) La mediación debe avanzar y debe haber claridad de que hay acciones totalmente fuera de la ley".

"Son actos que deben ubicarse como lo que son, que se configuran como delitos", declaró Astudillo Flores.

El gobernador de Guerrero recordó que el pasado mes de mayo el mismo grupo de pobladores bloqueó durante 3 días la carretera federal en Marquelia, a pesar de que hubo acuerdos con el gobierno estatal, que no han sido dados a conocer.

Entre otros temas condenó las acciones de violencia registradas la mañana de este miércoles en la ciudad colonia de Taxco de Alarcón, en la región Norte del estado.

"Asesinaron a tres policías municipales, el fiscal está haciendo las investigaciones para ver lo sucedido ahí y que es muy lamentable en primera por el asesinato de policías y después por la imagen de Taxco que es un centro Turístico".