Chilpancingo, Guerrero.- En el marco de las movilizaciones por el segundo aniversario de los hechos de Ayotzinapa-Iguala, el abogado de los padres de familia de los 43 normalistas desaparecidos, Vidulfo Rosales Sierra lamentó el “poco interés” de las autoridades para atender el tema.

Entrevistado tras la protesta de este viernes en el municipio de Chilpancingo, el abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, recordó que hay responsabilidad del estado, no sólo en las investigaciones, sino también en fincar responsabilidades a los autores del crimen y contra quienes desaparecieron evidencias.

“La desaparición se dio en Guerrero, y que el alcalde de Cocula, en ese entonces también era priista, son cosas que el gobierno estatal ha olvidado”, reprochó Rosales Sierra.

En cuanto al tema de la ex presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Lambertina Galeana Marín, el abogado la acusó de haber desaparecido un video de los hechos en la ciudad de Iguala durante la noche del 26 de septiembre.

“El reclamo al TSJ son los videos que captaron las cámaras de circuito cerrado del Palacio de Justicia en Iguala sobre el autobús 1531, en el cual iban a bordo 25 de los estudiantes, ahora desaparecidos y que fueron llevados a Huitzuco. Para nosotros es importante tener esos videos por que hasta ese punto se corta parte de la investigación”, señaló.

Sobre este tema, detalló que personal técnico del Palacio de Justicia revisó ese video en un par de ocasiones y posteriormente le fue entregado a la presidenta del TSJ, Lambertina Galeana y fue a partir de ese momento que el video desapareció.

“En este país no pueden desaparecer así las cosas, debe de haber responsabilidades penales o administrativas, se tienen que fincar las responsabilidades contra quienes desaparecieron evidencia clave”, dijo.

Rosales Sierra consideró que aunque el diálogo con la PGR esté roto, las autoridades federales de justicia deben de hacer su parte para con las investigaciones y propiciar así un clima de no impunidad.

En este contexto amplió que ya no son 40, sino más de 80 los puntos ubicados por la tecnología LIDAR para buscar indicios del paradero de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

No obstante reiteró que hay poca disposición de las autoridades federales pues han hecho a un lado las líneas del autobús 1531, el tema de Huitzuco y la de los teléfonos celulares ubicados en la zona militar de Iguala.

“Mientras nosotros no tengamos evidencia científica irrefutable de que los estudiantes estén muerto, vamos a seguir planteando la demanda de presentación con vida”, finalizó el abogado.