Ciudad de México.- La empresa española OHL -que ha sido acusada de corrupción y opera en el País autopistas como el Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Bicentenario- busca construir el Centro Intermodal de Transporte Terrestre del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

La oferta de la empresa, que participa en consorcio por la obra cuyo fallo está previsto para el 31 de este mes, es superior a 6 mil 81 millones de pesos, la tercera más baja de las 11 que se dieron a conocer en la apertura de propuestas de quienes buscan desarrollar este proyecto, según informó este lunes el diario Reforma.

La postura más alta duplica la de OHL, con 12 mil 330 millones de pesos, y fue presentada por un consorcio formado por cinco empresas, indicó el rotativo. La obra será un edificio de 85 mil metros cuadrados en cuatro niveles que albergará cajones de estacionamiento, estación de Metrobús y de Metro, alquiler de autos y áreas comerciales.

Por otra parte, en la construcción de la primera fase del NAICM existen retrasos que impedirán su entrega en octubre de 2020, tal como lo prometió el presidente Enrique Peña Nieto, y dispararán el costo total de la obra, aseguró el diputado Rafael Hernández Soriano, presidente de la Comisión Especial de Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto.

El legislador estimó que el precio de la obra ha ascendido, al menos, a 213 mil millones de pesos, cifra 26 por ciento mayor a los 169 mil millones de pesos presupuestados en el anuncio del proyecto, en septiembre de 2014.

Según información disponible en el portal del NAICM, con corte al 31 de julio, la torre de control, una obra prioritaria para la operación aeroportuaria, registra un avance físico de 1.90 por ciento.

Esa obra está a cargo de un consorcio encabezado por Aldesa, empresa que participó en la construcción del Paso Exprés de Cuernavaca, Morelos, donde se abrió un socavón en el que murieron dos personas en julio.

El edificio terminal de pasajeros, en el que la ASF detectó un daño de 130.3 millones de pesos por concepto de pagos por trabajos no realizados, registra un avance físico de 2.4 por ciento. Asimismo, la construcción de la pista de aterrizaje número 1 tiene un avance de 31.8 por ciento, mientras que las pistas 2 y 3 tienen un progreso de 20.4 por ciento cada una.

El diputado del Partido de la Revolución Democrática, afirmó, también, que la obra no cumple con requisitos mínimos de sustentabilidad, pues se han detectado escurrimientos de agua que comprometen la firmeza del suelo, amén de que se han efectuado tiraderos del lodo extraído de las excavaciones en lugares no autorizados.