Acapulco, Guerrero.- Por la intención de apoderarse ilegalmente de un predio rústico en la localidad de Playones de San Isidro, Acapulco, fue demandado ante la procuraduría agraria el director de la escuela telesecundaria, Lázaro Cárdenas del Río, Óscar Damián Molina Olea, ubicada en el poblado de La Sabana.

De acuerdo al expediente 851/2018, de controversia agraria, presentado ante el Tribunal Unitario Agrario de Distrito 41, este funcionario escolar y su padre, exfuncionario de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero (Cicaeg) , durante el gobierno de Ángel Águirre, cesado  junto con su jefe, Carlos Mateo Aguirre por supuestos actos de corrupción, pretenden despojar al ejidatario Raúl Molina Gallegos de un terreno de su propiedad desde hace 38 años, según consta en un acta emitida por el representante ejidal de agosto de 2014.

En su denuncia de hechos, Raúl Molina Gallegos expone que es ejidatario legalmente reconocido en el ejido Playones de San Isidro, lo cual acredita con copia de certificado de derechos agrarios de fecha 05 de enero de 1986. Señala que es propietario de un predio ejidal desde hace más de 40 años y que nunca ha tenido problemas con nadie.

Indica que desde el mes de febrero del 2018, escuchó que el director de la escuela telesecundaria, Óscar Damián Molina Olea, se ostentaba como propietario de dicho solar, de lo cual no hizo caso, y por ser una persona de edad avanzada y enferme no había podido constatar el estado que guardaba ese predio, pues anteriormente le prestaba ese predio a algunos vecinos para que criaran y encerraran ganado.

Sin embargo, expone, que debido a la insistencia de este funcionario educativo que se ostentan como influyente, por apoderarse indebidamente de su terreno, decidió emprender el 29 de octubre una demanda para que mediante sentencia se reconozca su legítima propiedad de la que pretenden despojarlo.

Por último, Raúl Molina Gallegos, solicita a los magistrados del tribunal unitario agrario que analicen el caso con principios estrictamente legales de acuerdo a las pruebas documentales expuestas, que consisten en la presentación del certificado de derechos agrarios que presenta, el certificado de derecho de posesión, expedida por representantes del comisariado ejidal de Playones de San Isidro, y los testimonios de los propios ejidatarios.