Después que su hijo de 6 años le pegó a varios muchachos en la escuela, como castigo, Miriam Rebolledo tomó la mano del niño y la puso en una hornilla caliente, dijo la policía.

Rebolledo, de 29 años, fue arrestada la semana pasada por la policía de Miami y acusada de abuso infantil con agravantes, según documentos judiciales.

Rebolledo le dijo a la policía que con anterioridad trató de corregir la mala conducta del niño con otros métodos, pero nada funcionó, de acuerdo con el canal local.

La policía dijo que la madre declaró que “ya no aguantaba más el comportamiento de su hijo” y que al niño “le hacía falta una forma más fuerte de castigo” para que aprendiera una lección.

Rebolledo fue llevada a la cárcel Turner Guilford Knight (TGK) ubicada en el oeste del Condado Miami-Dade, de donde salió en libertad el jueves, tras pagar una fianza de $7,500.

Durante su comparecencia en una corte el viernes, Rebolledo, que es colombiana, fue duramente regañada por la jueza Ariana Fajardo Orshan, reportó el canal.

La jueza le dijo que era algo terrible poner la mano del niño en el fuego como castigo.

“En Estados Unidos esa no es la forma apropiada en que una madre le enseña a un niño. Así no se disciplina a un menor”, dijo la jueza.

Cuando Rebolledo salió de la cárcel Turner, le declaró a los reporteros que no era la “mala madre” que la prensa está presentando.

“Mi hijo es tan rebelde que llegó al punto de matar a un animalito. ¿Qué se supone que yo haga? ¿Quedarme en la casa sin hacer nada?”, preguntó Rebolledo.

La mujer insistió en que está siendo juzgada de forma injusta porque la gente no conoce toda la verdad. Luego agregó que no quiere que su hijo crezca como un delincuente ni se convierta en el tipo de hombre que abusa de su esposa y la golpea.


Nota original publicada por: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article184307428.html