Budapest.- Autoridades húngaras acusaron formalmente a Petra Laszlo, la camarógrafa húngara que fue grabada pateando y provocando tropiezos a migrantes cerca de la frontera con Serbia, en septiembre de 2015.

Ahora, la fiscalía informó que Laszlo – quien fue despedida tras los hechos de 2015, a pesar de que se disculpó – fue acusada formalmente de vandalismo y alterar la paz.

"El comportamiento violento de la acusada, que no causó heridas, provocó consternación en las personas que estaban presentes ", indicaron.

No obstante, la autoridad adelantó que a la reportera no se le investiga por racismo o discriminación, supuestamente porque el origen de las víctimas no motivó su agresión.

"No surgieron datos que indicaran que la conducta de la acusada fue motivada por razones étnicas o por el estatus migratorio de las víctimas", dijo Zsolt Kopasz, fiscal del condado de Csongrad.

El hombre a quien Laszlo hizo tropezar en la frontera fue identificado como Osama Abdul Mohsen, un entrenador de fútbol sirio que cargaba a su hijo y que ahora trabaja en la Escuela Nacional de Entrenadores de Fútbol de España.