Acapulco, Guerrero.- La presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, manifestó que esperará los resultados de la investigación a los años 2017 y 2018 que la Auditoria Superior del Estado (ASE) realiza a la administración pasada.

Ayer la Auditoria Superior del Estado emitió el resolutivo de las observaciones realizadas a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), la cual inhabilitó por 10 años a tres exfuncionarios de la dependencia en las administración del exalcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre, por no comprobar 146 mil millones de pesos.

"Yo confío en las instituciones y están haciendo su trabajo. Me dio mucho gusto conocer esta noticia y bueno apenas es un año que están emitiendo porque falta el resultado del 2017 y 2018", expresó la alcaldesa.

Indicó que este día se reunió con los abogados de la CAPAMA, el directivo de la dependencia y los abogados del Ayuntamiento, quienes están en la mejor disposición de otorgar todas las pruebas necesarias.

Cuestionada sobre cuál será el siguiente paso que la dependencia dará, Román Ocampo señaló que primeramente los tres funcionarios inhabilitados tendrán que comprobar este recurso de lo contrario la ASE seguirá su procedimiento.

Interrogada sobre si una vez comprobados estos 146 mil millones de pesos serán ocupados para pagar el déficit de la paramunicipal, la presidenta consideró que sería el sueño perfecto que se pagaran todas las deudas de la institución si se recuperara el recurso.