Acapulco, Guerrero.- La presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, afirmó que Las manifestaciones y bloqueos de calles realizadas este viernes, “es producto de la desestabilización que pretenden grupos que se niegan a vivir en la legalidad”.

En un mensaje difundido por redes sociales, la alcaldesa advirtió que “combatir la corrupción trae consecuencias y riesgos”. Condiciones que hoy “enfrenta por amor a Acapulco y por el compromiso social adquirido” desde el momento que asumió la presidencia municipal, por ello dijo que siempre actuará de la mano de la ley para poder realizar todos los actos de gobierno.

Por segundo día consecutivo, líderes del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg) bloquearon las avenidas Cuauhtémoc y la Costera Miguel Alemán, como medida de presión para que el Ayuntamiento subsidie el Impuesto Sobre la Renta (ISR) que les corresponde pagar a la Federación por la prima vacacional.

Este viernes los burócratas de Acapulco recibieron, vía transferencia bancaria a sus cuentas de nómina, esa prestación laboral contemplada por la ley para todos los trabajadores asalariados de México, con la retención correspondiente del gravamen federal que los empleados municipales no quieren pagar.

En respuesta a la inconformidad de los trabajadores sindicalizados agremiados al SUSPEG, Román Ocampo expresó que en ella tienen a una aliada sensible y comprometida que los ha apoyado desde que llegó a la alcaldía, pero las finanzas no han permitido cumplir al cien por ciento con el pago de los adeudos históricos que heredaron gobiernos del pasado.

La madrugada de este viernes el Gobierno de Acapulco apoyó la recuperación de playas invadidas ilegalmente en Papagayo y El Golfito, acción ejecutada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y Zona Federal Marítimo Terrestre y Ambientes Costeros (Zofemat), ambas dependientes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Como respuesta, presuntos prestadores de servicios de playa, que se adjudicaron la propiedad de toldos, cabañas y casetas instaladas ilegalmente desde hace muchos años en la ventana ecológica de Papagayo, invadieron la Costera Miguel Alemán a la altura de la Vía Rápida, para acusar que el Gobierno de Acapulco afectaba sus intereses particulares.

“Hoy en la madrugada, funcionarios del Gobierno Federal, de la Semarnat y Profepa, con el auxilio de la Guarda Nacional y Policía Municipal, hicieron algunos desalojos en las playas de Acapulco para poner orden. Se había vivido en la anarquía. Gente sin permiso ni concesión se había apoderado del lugar e impedía el libre tránsito de los paseantes, cuando siempre fuimos libres de caminar por las playas”, dijo al respecto la primera autoridad municipal.

La alcaldesa dijo que su compromiso es firme y que está tomando medidas drásticas, como ejemplo citó el caso de Capama y Ecología, a cuyos funcionarios pidió la renuncia, además “estamos actuando y realizando las inspecciones en todos los tiraderos clandestinos de aguas negras a la bahía. Y se va a actuar con mano dura poniendo las denuncias respectivas ante Profepa y Conagua, para que actúen en lo que les corresponde como autoridades federales”.

Román Ocampo remarcó que en coordinación con la Federación y el Estado, de manera especial con el Gobierno de la República que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, están poniendo orden para proteger la hermosa bahía de Acapulco, que es patrimonio de todos los mexicanos.