Acapulco, Guerrero.-  A casi siete horas del desarme de la policía municipal de Acapulco, la alcaldesa electa del municipio, Adela Román Ocampo avaló las acciones oficiales aunque se desmarcó de los hechos que encabezó este día el Grupo de Coordinación Guerrero. A través de un tardío comunicado, la presidenta electa de Acapulco expresó su reconocimiento a las fuerzas armadas que participaron en la toma del cuartel de la policía municipal, ubicado en la colonia Progreso. "Con relación a los hechos de hoy, en los que elementos de la Secretaría de Marina, Secretaría de la Defensa Nacional, Policía Federal y Policía del Estado, tomaron las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio de Acapulco, expreso mi reconocimiento a las Fuerzas Armadas y personal de seguridad por las medidas tomadas a favor de la paz y tranquilidad del pueblo de Acapulco", indicó la alcaldesa electa. Este martes, luego de un operativo por parte de corporaciones estatales y federales integradas al Grupo de Coordinación Guerrero, fueron detenidos dos mandos policiacos por el delito de homicidio calificado. La acción oficial también se realizó por la presunta infiltración del crimen organizado a la Secretaría de Seguridad Pública municipal, y el aumento de los hechos de violencia en Acapulco. Uno de los últimos hechos relacionados con la SSP municipal, fue revelado por la alcaldesa electa, Adela Román Ocampo, quien dijo falsamente que su sindica fue amenazada de muerte por grupos criminales que controlan la policía municipal. Sin embargo, la alcaldesa afirmó no haber tenido ni relación ni injerencia en las acciones oficiales. "Hago hincapié de que en mi calidad de Presidenta Municipal electa, no tuve conocimiento de este operativo, ya que fueron decisiones asumidas por los Gobiernos Federal y Estatal, instancias con las que trabajaré coordinadamente en éste y en otros temas, una vez que asuma mi mandato Constitucional a partir del 30 de septiembre de 2018", finalizó.