Chilpancingo, Guerrero.- El representante electoral de Morena, Sergio Montes Carrillo invitó a la magistrada Adela Román Ocampo a resolver su situación laboral y jurídica en el Tribunal Superior de Justicia (TSJE), antes que seguir su ruta para competir por la alcaldía de Acapulco.

Aunque recalcó que la ex perredista fue la propuesta de un grupo de consejeros para ser elegida como coordinadora de organización municipal en Acapulco y no fue por consenso, "técnicamente" es la única propuesta de Morena a la alcaldía.

"Si se adelanta a los tiempos tendrá consecuencias laborales, porque como magistrada... un magistrado no es lo mismo que un juez de paz, tiene ciertas restricciones en la Constitución Política del Estado de Guerrero... ella como estudioso en derecho, como magistrada sabe a lo que se enfrenta a su ámbito personal”, señaló.

En septiembre del año pasado, el Consejo Estatal de Morena conformó una terna compuesta por Adela Román Ocampo, Leticia Castro Ortiz y Digna Marroquín Cisneros, para que dentro de esas propuestas, se eligiera la virtual candidata a la presidencia municipal del puerto.

Sin embargo, la panista Digan Marroquín rechazó el ofrecimiento, y Leticia Castro declinó por la magistrada, dejando como propuesta única a Román Ocampo.

"Los partidos de la coalición pueden proponer, no se está infringiendo nada, es una propuesta de un partido, y ella se deberá medir con las propuestas del PES y PT", señaló Montes Carrillo.

Recalcó que independiente de su "prestigio" en el poder judicial y "capacidad demostrada", está en su derecho en participar como externa, al igual que el ex alcalde de Acapulco y actual coordinador estatal de organización estatal de Morena, Félix Salgado Macedonio, aunque este último si se afilio al partido.

"Yo creo que no es que tenga el aval (de la dirigencia), tiene como todas las propuestas, tiene ella el derecho de entrar a una dinámica como un partido como Morena a querer participar, nadie en el partido pueda dar anuencias o no anuencias”, argumentó.

En mayo de 2017, Adela Román Ocampo fue ratificada por el Congreso del Estado como magistrada del TSJ por 8 años más, en medio de señalamientos de nepotismo de la única diputada de Morena, María de Jesús Cisneros Martínez.