Acapulco.- Luego que este día el síndico de Acapulco, Javier Solorio Almazán propusiera que para poner orden en las playas de Acapulco hay que comenzar por los machuchones que tienen invadido Zona Diamante, la presidenta Adela Román Ocampo advirtió que en la zona Diamante intervendrá el Gobierno Federal para abrir los andadores y áreas obstruidas de la franja de arena.

Según un boletín de prensa, que la llama "la primera autoridad municipal", Román Ocampo dijo que “el ´pueblo tiene que ser el dueño de sus playas, el dueño de sus riquezas naturales. Se está reordenando en todo el país, en Cancún, en Zihuatanejo, en Los Cabos, en todos lados se están reordenando las playas”, señaló.

Anunció que en Diamante se rescatarán varios espacios que privatizó la gente rica, accesos al mar que serán recuperados y “eso va a crear resistencia, eso va a hacer que la gente se manifieste”, pero dijo que es parte de las acciones de gobierno a favor del interés colectivo.

Sobre el desalojo en las playas ocurrido el viernes por la madrugada, en la ventana ecológica de Papagayo y Carabalí, la alcaldesa indicó que fue una acción de la Federación respaldada por su Gobierno, instrucción que no fue ordenada por ella sino que actuó el apoyo de Semarnat, Zofemat y Profepa.

Dijo que el gobierno de López Obrador revocó la concesión a un particular de El Golfito y la custodia de ese espacio lo cedió al Ayuntamiento al igual que la zona de Playa Manzanillo donde será habilitado el primer balneario incluyente que contará con equipo anfibio especial para personas con discapacidad.

Respecto a la inconformidad con los afectados por el retiro de casetas y mobiliario de playa en Papagayo y Carabalí, aseguró que dialogó con ellos y acordaron que se revisará cada caso, y en el resto de las playas habrá diálogo antes de que se proceda con los desalojos.