México.- La presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, sostuvo que se debe reforzar aún más la seguridad en el puerto tras el asesinato del fotógrafo Erick Castillo, de quien lamentó su muerte.

“Es lamentable que pasen estos hechos en Acapulco, esto nos obliga a reforzar la seguridad en la Ciudad”, declaró.

Agregó que dialogó con el general Alberto Ibarra para poder brindar más seguridad al área que conecta a Acapulco con San Marcos.

Mencionó que le solicitó al fiscal del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barilla que resuelva este homicidio.

La presidenta pidió a los visitantes que no teman en venir a Acapulco y garantizó la seguridad.