Acapulco, Guerrero.- La presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, informó que cerrará las gaseras ilegales que operan en las colonias porque son una bomba de tiempo.

En entrevista después de la toma de protesta del Consejo Directivo de la Comunidad Politécnica de Acapulco realizado en un hotel de esta ciudad, Román Ocampo señaló que existen un total de 170 gaseras ilegales y están en manos de gente sin preparación por lo que son un riesgo para los pobladores.

"Estaremos cerrando todas aquellas gaseras ilegales que se encuentren dentro de las colonias y que no cuentan con las medidas de seguridad, porque mañana no quiero que se me acuse de omisión por estas 170 gaseras que se encuentran operando de manera ilegal", dijo Román Ocampo.

Indicó que 170 gaseras no cuentan con las medidas de seguridad ni con los permisos por lo procederá legalmente.

Mencionó que la orden que tiene el Secretario de Protección Civil y Bomberos en Acapulco es que todas aquellas gaseras que no cuenten con las medidas de seguridad o estén operando de manera ilegal deben ser suspendidas.

Cuestionada sobre la declaración que da el Secretario de Seguridad de Acapulco, Geovanni Olguín Mejía, sobre que los ataques en contra de los agentes son por las estrategias de seguridad que el municipio implementa, Román Ocampo dijo coincidir con él porque son un gobierno que está dispuesto a poner orden para que haya paz y armonía.

Advirtió que no permitirá que por intereses personales de un grupito que no piensa en la sociedad Acapulqueña continúe prevaleciendo la violencia.

Respecto a la desaparición de los activistas sociales, Obtilia Eugenio e Hilario Cornelio, Román Ocampo lamentó la desaparición e hizo un llamado al gobierno del estado para que ayude y ponga todos los mecanismos de investigación y procuración de justicia y puedan recuperar estas dos personas.