Acapulco, Guerrero.- La presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo lamentó que malintencionadamente se viralizaran imágenes en redes sociales de una supuesta descarga de aguas negras que en realidad era corriente pluvial que se estancó por un dique de arena en la desembocadura de playa Icacos.

En reunión virtual, este viernes, en la que participaron el gobernador Héctor Astudillo Flores, funcionarios estatales y alcaldes de otros municipios de vocación turística, pidió al Ejecutivo local que convoque a cerrar filas en la defensa de Acapulco, para evitar la propagación de información falsa y no se afecte más la imagen de este destino de playa.

De acuerdo a un comunicado de prensa, la alcaldesa agradeció al mandatario estatal el respaldo a su gobierno por la intervención de instancias estatales y federales como Capaseg, Semaren y Conagua, cuyos titulares constataron que no había problemas con colectores ni cárcamos sanitarios ni se trató de descargas residuales como se malinterpretó por la difusión de videos con versiones fuera de contexto.

Expuso lo anterior en la mesa de trabajo virtual donde analizaron una vez más lo concerniente a la reapertura gradual de actividades turísticas con hoteles y restaurantes al 30 por ciento de su capacidad, al igual que los servicios de playas, con base en un protocolo de sanidad estricto para evitar más casos y rebrotes de COVID-19.

Dijo que en la conformación del protocolo de sanidad ha habido mucha coincidencia, mucho entusiasmo y apoyo de los prestadores de servicios para los tres órdenes de gobierno, quienes están de acuerdo que se retire el mobiliario que se renta en playas y permitir actividades recreativas de manera controlada en horario de 10:00 a 17:00 horas.

Refrió que la reapertura de las playas durante la pandemia es la oportunidad para reordenar el comercio informal; sector que para algunos representa un problema pero para su gobierno significa un compromiso social porque muchas familias dependen de esta actividad para subsistir, situación que se abordó en la reunión virtual que se sostuvo con hoteleros, restauranteros y prestadores de servicios.

Señaló que toca al gobierno municipal verificar que los negocios cumplan con los lineamientos de sanidad para reabrir actividades de manera gradual, de acuerdo a los protocolos establecidos de manera conjunta con el gobierno estatal.