Acapulco.- El Colegio de Ingenieros Civiles de Guerrero A.C.(CICG), donó 300 despensas al municipio de Acapulco en apoyo a los acapulqueños sin trabajo ni ingresos por el receso de actividades ocasionado por la pandemia de Covid-19.

El acto de recepción se realizó este lunes en el estacionamiento del Palacio Municipal.

La alcaldesa Adela Román reiteró su agradecimiento por el compromiso y la solidaridad del sector empresarial en beneficio de los acapulqueños que menos tienen, ayuda que llegará a los sectores más vulnerables del municipio.

Destacó el respaldo de los integrantes de dicho cuerpo colegiado, quienes "nos hacen el favor de donar al Ayuntamiento estas despensas, las cuáles van a llevarse a los grupos más necesitados a través el programa alimentario. Muchas gracias por su generosidad y su solidaridad con el Ayuntamiento y con su pueblo", expresó.

Asimismo, el ingeniero Roberto Trejo señaló que el grupo colegiado bajo su representación se suma a la donación de despensas para la clase más desprotegida, más vulnerable; "estamos haciendo la aportación de 300 despensas para que, a través del DIF y de su programa de comedores comunitarios, se beneficien quienes más lo necesiten".

Trejo Valdez aseveró que el colegio de ingenieros es solidario con las acciones del gobierno que encabeza Adela Román y está en la disposición de trabajar de la mano para bienestar del pueblo acapulqueño.