Acapulco, Guerrero.- Pese a los señalamientos de corrupción en su contra, la presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, dijo que el "acoso político" contra ella no la frenarán para poder competir por la gubernatura  de Guerrero.

En entrevista, al concluir el foro sobre la violencia política contra mujeres de Guerrero, Román Ocampo sostuvo que la violencia ejercida sobre ella y su administración no influirán en sus aspiraciones políticas. Indicó que quienes la señalan de corrupta tendrán que comprobarlo.

Sin embargo, dijo:

"Afortunadamente yo soy una mujer espiritualmente fuerte, moralmente fuerte, y crecí en un ambiente de lucha social, desde ahí nos enseñaron a defendernos y que teníamos que tener carácter y que no había que doblarse", expresó la alcaldesa.

"Me quieren frenar pero yo voy a seguir los lineamientos que marque Morena", reiteró.

Por otra parte, consideró que es antinatural que "haya gente que pretenda aliarse con el PRI y el PAN". Por lo que sostuvo que en las elecciones de 2021 no se ve con la candidatura de un partido que no sea Morena (institución política que la llevó a ganar las elecciones en 2018).

Román Ocampo, recordó que en las pasadas elecciones no pudieron ir de la mano con el Partido del Trabajo (PT), pese a que ellos también apoyaban al hoy Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, por lo que espera que para este año la alianza se logre.

Indicó que dicha coalición los ayudaría a tener mayor presencia y así ganarían la mayor cantidad de alcaldías ya que en la elección pasada solo pudieron ganar 16 de las 81 que existen en Guerrero, lamentó.