Chilpancingo, Guerrero.- El Ayuntamiento de Chilpancingo, acumuló en siete meses, un adeudo de 66 mil 100 pesos en pago de viáticos a policías municipales, de los cuales la Secretaría de Finanzas del Ayuntamiento aún resta por liquidar 30 mil pesos.

El retraso en dicho pago, ha generado la inconformidad de los policías quienes en diversas ocasiones se han manifestado al interior de la comandancia, aceptó el secretario de Seguridad Pública del municipio, Esteban Espinosa Montoya, en la comparecencia del miércoles ante el Cabildo, en donde dijo además que existe retraso por parte del Ayuntamiento en el rembolso del fondo revolvente, lo que les ha ocasionado deudas.

“De enero al mes de agosto del 2016 se han realizado 53 solicitudes de pago de viáticos ante la Secretaría de Finanzas del Ayuntamiento. El monto del pago solicitado por concepto de viáticos es de 66 mil 100 pesos”, explicó

Sin embargo, hasta el momento sólo les han pagado 30 solicitudes de las 53 que han realizado, lo que representa el 56.6 por ciento, dijo.

“Traducido en dinero, tenemos que de los 66 mil 100 pesos solicitado, solo nos han pagado 32 mil 700 pesos. Restando por pagar la cantidad de 33 mil 400”, leyó el funcionario en sus diapositivas ante el asombro de algunos regidores.

Explicó que el tiempo promedio de pago de viáticos por parte de la Secretaría de Finanzas del Ayuntamiento es de tres meses.

“Con ello tenemos que en febrero se pagaron lo gestionado en diciembre de 2015; en el mes de mayo se cubrieron los generados de enero a marzo”, indicó.

Espinosa Montoya, pidió a los regidores y síndicos que el recurso de los viáticos sea pagado de menta anticipada o por lo menos el día que los policías salen de comisión.

Dijo que el retraso del pago de los viáticos “al personal operativo que ha salido de comisión”, origina un descontento laboral por lo que ya en más de una ocasión “han tomado los accesos de la entrada a estas instalaciones como protestas por el incumplimiento de esta prestación”.

Asimismo, expuso que la reducción de gastos a la Secretaría de Seguridad Pública se eliminaron algunos gastos, tales como el apoyo con alimentación a policías rurales, policías comunitarios, quienes dada su condición económica pernoctan al interior del cuartel.

Detalló que actualmente cuentan con 25 mil pesos mensuales de fondo revolvente para solventar gastos menores y emergente de la secretaría.

Sin embargo, dijo que la Secretaría de Finanzas tarda en reponer los gastos comprobados de 25 a 30 días, “lo que dificulta el desarrollo de las actividades de áreas como es el caso del parque vehicular, trabajo social, prevención social del delito y carreta policial”.

“El no contar con la reposición del recurso del fondo revolvente, ha llevado a esta secretaría a perder credibilidad con nuestros acreedores y a una situación financiera con pasivos”, advierte.

El funcionario pidió a los regidores que el recurso destinado al fondo revolvente no tenga como límite 25 mil pesos, “debido a que en muchas ocasiones los gastos de operación superan esta cantidad”.

Expuso que dicho recuso se utiliza para comprar material para la promoción de la prevención del delito.

Asimismo, la compra de insumo como agua, material de limpieza, renta de mobiliario, compra de refaccionaria para los vehículos, aceites, líquidos de dirección, lubricantes, “talacha” entre otras cosas.

En la comparecencia del secretario de seguridad pública, no estuvo presente el alcalde Marco Antonio Leyva Mena.

Minutos antes de que se diera el informe del funcionario se generó una discusión entre los regidores, luego de que algunos ediles priistas se opusieran a que la comparecencia fuera abierta y con la presencia de reporteros.

Sin embargo, los regidores perredistas, Omar Chavarría Obeso y Nancy Cruz García, quien preside la comisión de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad se opusieron.