México.- Durante el Undécimo Foro de Liderazgo en Infraestructura de América del Norte, en Washington DC, el proyecto de Tren Maya fue reconocido dentro de los Premios de Proyectos de Infraestructura 2019.

El galardón fue en la categoría de “Creación de Valor y Beneficios” en los Oracle Project of the Year Awards.

En los premios hay cinco diferentes categorías: financiamiento y fondeo; ingeniería; sustentabilidad; estrategia; y creación de valor y beneficios.

¿Cómo fue que se decidió que ganara el proyecto del Tren Maya? Se hizo primero una votación en línea y después otra con los asistentes al foro, y fue ahí que se eligió al Tren Maya, que superó a los proyectos Port of Quebec Laurentia Terminal (Canadá),  Appalachia Storage Hub (Estados Unidos) y The Gateway Program Projects (Estados Unidos).

El Tren Maya ha provocado la oposición de algunos académicos, quienes indican que es un proyecto que afectará a las comunidades indígenas del sur del país.

El presidente, en cambio, ha dicho que el Tren beneficiará a la población, y que la oposición a éste no ha nacido de las comunidades indígenas, sino de varios académicos y activistas sociales.

Incluso, los opositores al Tren han mencionado que si se construye el proyecto, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador será peor que los gobiernos anteriores. También han afirmado que el actual presidente no escucha.

Así lo dijo por ejemplo el académico Alfredo López Austin, quien en el aniversario del medio Desinformémonos, afirmó que las respuestas de AMLO a los opositores son como las de Trump o Bolsonaro: El 21 de noviembre del año pasado, cuando Andrés Manuel López Obrador era ya presidente electo y días antes de asumir su cargo, un grupo numeroso de ciudadanos presentó su parecer general sobre un megaproyecto que afectaría la vida de muchos pueblos indígenas. La respuesta pública de López Obrador fue tajante, concluyente, dolorosamente sorpresiva para quienes anhelamos la democracia. No fue un razonamiento, sino una serie de descalificaciones injustificables […] Es un discurso [el de AMLO] que, igual que los discursos de Trump y Bolsonaro, fomenta el odio; marca con la descalificación al disidente; divide a la población; acalla voces; enciende fanatismos y genera la docilidad de los voceros.

Andrés Manuel López Obrador, el domingo 6 de octubre en Oaxaca, anunció que en este mes comenzará una gira por las comunidades indígenas del país: “voy a empezar una gira para hablar con todos los pueblos originarios de México, todas las culturas”.