México.- Expertos e integrantes de las principales fuerzas políticas del País coincidieron en que el pasado sábado, con la convocatoria del ex presidente Vicente Fox de construir un frente opositor para “darle en la madre” a la Cuarta Transformación, comenzó la disputa por ser una opción de gobierno ante el presidente Andrés Manuel López Obrador de cara a las elecciones intermedias federales de 2021.

Políticos de oposición aceptaron que están pasando de terapia intensiva a terapia intermedia y no descartaron que pudiera haber una alianza electoral opositora a Morena y a Andrés Manuel López Obrador en las elecciones federales y locales de 2021, pero aseguraron que se debe esperar para ver cómo se definen las cosas.

En tanto, los politólogos Leonardo Curzio y Luis Carlos Ugalde coincidieron en que la oposición está despertando después del tsunami y que se les cayó en la cabeza el tejado de la casa, al haber perdido las elecciones federales del año pasado. Sin embargo, criticaron que sea “reviviendo” a Vicente Fox, pues eso habla de desesperación y una gran desorientación.

Sin embargo, quien fuera coordinadora de la campaña presidencial de López Obrador y actualmente vicecoordinadora de Morena en la Cámara de Diputados, Tatiana Clouthier, dio la bienvenida a un frente opositor o contrapeso, pero comentó que no puede tomar con seriedad esta intención si es encabezada por Vicente Fox, cuando él fue un promotor de Enrique Peña Nieto y ahora regresa al PAN.

Clouthier acusó al exmandatario de tener una “descomposición emocional” y de no superar lo que vivió con López Obrador en 2003 y 2006.

Mencionó que no lo ve como una opción seria, pues no lo considera como un proyecto o alternativa en la oposición, solamente un “friéguense al Presidente, no veo un proyecto. Me encantaría ver uno para que la gente pudiera escoger entre A y B, no decir a ese señor: ‘No’”, explicó.

Abuso de poder

El exconsejero presidente del extinto Instituto Federal Electoral (IFE) y director de Integralia, Luis Carlos Ugalde, consideró que las hegemonías, aunque tengan origen democrático como la que alcanzó Morena en las elecciones del año pasado, tienden a gestar gérmenes de abuso de poder.

Opinó que si se quiere preservar la funcionalidad de la democracia mexicana, con pesos y contrapesos, entonces se necesitan partidos de oposición vigorosos e instituciones que se mantengan funcionando y vigentes, así como un electorado atento, informado y responsable.

En este contexto, Luis Carlos Ugalde aseguró que en este momento, por el resultado electoral y el tsunami del año pasado, los partidos de oposición están levantándose, y que esto, comentó, se verá en las próximas semanas, si se pueden recomponer y se da un sistema tripartidista o bipartidista.

Aceptó que los partidos políticos de oposición siempre se aglutinan: “En este momento, por el resultado electoral tipo tsunami del año pasado, los partidos de oposición están levantándose. Ya veremos si se pueden recomponer y ya veremos si eso nos vuelve a traer un sistema tripartidista o lo que vemos en Integralia, que es el surgimiento de un sistema bipartidista. Eso es algo que se está gestando, es muy temprano para saberlo”.

Posición blanquiazul

Marko Cortés, líder nacional panista, no descartó una alianza opositora, pero pidió no anticiparse, pues primero se tienen que construir agendas comunes con diversos actores de la sociedad y con figuras políticas.

La primera agenda, aseguró, es la contención hacia López Obrador con las reglas de poder actuales, con los equilibrios actuales y cuidar a las instituciones en México.

“Nuestro primer punto de encuentro es defender lo avanzado en el país y eso es tiempo presente, está ocurriendo ahorita.

“Posteriormente, rumbo a 2021 y a la segunda parte del sexenio de López Obrador, tendremos que construir con la sociedad y los diversos actores una agenda de coincidencias para poder hablar de algún tema electoral”, destacó Marko Cortés. El panista aseguró que al presidente le incomoda la oposición y los contrapesos, por eso, dijo, hay diversas medidas para debilitarlos.

Hizo un llamado a la pluralidad y al fortalecimiento de los contrapesos y agregó que el evento con Vicente Fox fue el inicio de la convocatoria a todos los panistas que militaron en el PAN, incluidos Margarita Zavala y Felipe Calderón: “Nos vemos en la necesidad de sumar, el PAN es una institución de interés pública que necesita a todos”.

Además, la exlideresa del PRI Dulce María Sauri coincidió en que se puede dar una alianza opositora para el proceso electoral 2021, puesto que en el Congreso ya se han dado muestras del bloque opositor con el PAN, PRI, PRD y MC, incluso dijo que bien podrían llamarse el “G4 reloaded”.

Explicó que el blanquiazul sigue su ruta de ser oposición y contraste al gobierno, pero que en el tricolor se busca construir volver a ser una opción de gobierno para los ciudadanos.

“Ya hemos dado muestras en la Cámara de Diputados y en el propio Senado, nos hemos sumado. Si no estuviera ocupado el nombre del G4, lo usaríamos, [puesto] que tiene muchas remembranzas.

Sería un G4 reloaded para ponernos de moda, pero finalmente cada quien mantiene su propia visión sobre las cosas”, aseguró la también exgobernadora de Yucatán.

Sobre el tema, el exlíder nacional del sol azteca Jesús Zambrano comentó que primero se tienen que dar las propuestas, alternativas y opciones dentro de la propia oposición.

Agregó que no debe bastar con la pretensión de solamente hacer un frente contra López Obrador o Morena, sino contra los grandes problemas y de esa manera ser una opción para que en torno a ella “nos aglutinemos los que podamos coincidir”.

Rechazó el discurso de Vicente Fox de construir un frente para “darle en la madre a la 4T”, porque, dijo, eso es lo que quiere el Ejecutivo, que todos lo vean como adversario y darle armas para decir: “Ahí están todos los que no están de acuerdo conmigo”.

El ex presidente Vicente Fox llamó a “romperle la madre a la 4T. Cualquier oposición o contrapeso que se quiera realizar es válido, bienvenido, aquí el punto es desde dónde nace y qué es lo que lo mueve.

“No puedo tomar con seriedad un movimiento encabezado por un personaje como Vicente [Fox], quien fue promotor de Enrique Peña Nieto y ahora el PAN lo regresa, entonces esto me dice que no tienen liderazgos que puedan tomar una causa, no saben qué quieren”, describió.