El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, Ramón Navarrete Magdaleno advirtió la tarde del martes que las lonas colocadas en varias calles de Chilpancingo en el que se advierte que los vecinos están dispuestos a linchar a todo aquel que sea sorprendido cometiendo un delito, deben ser atendidas por los tres niveles de gobierno, ya que podrían tener “consecuencias fatales”.

Navarrete Magdaleno también señaló que se trata del mismo proceso con el que surgieron las autodefensas en diversas comunidades del estado, debido a la percepción de abandono por parte de las autoridades y a la creciente amenaza que los grupos del crimen organizado representan para la ciudadanía.

“Esto lo tienen que atender las autoridades de los tres niveles de gobierno, es su obligación, no es posible que la gente ya esté llegando a las advertencias hacia los delincuentes de hacer justicia con su propia mano si los sorprenden delinquiendo, sería gravísimo si se presentara un caso, ya que la ley no contempla la justificación social”, señaló, y agregó hasta el momento son ineficientes las políticas de seguridad pública que se implementan en Chilpancingo, lo que se refleja en el hartazgo de los habitantes.

Los mensajes fueron colocados en lugares como el fraccionamiento Las Torres, y los barrios tradicionales de Tequicorral y San Francisco; en donde mediante carteles y lonas advirtieron que a través del sistema “vecino vigilante” se “atraparía” y “lincharía” a los delincuentes.

Uno de ellos rezaba: Los vecinos del fraccionamiento Las Torres estamos hasta la madre de robos en esta unidad. Delincuente, si te agarramos, te linchamos.