Ciudad de México.- Los asesores antidiscriminación de la FIFA advierten a los aficionados gay del futbol que muestras de afecto en Rusia durante el Mundial 2018 podrían generar reacciones agresivas por parte de los locales intolerantes.

En 1993, Rusia despenalizó la homosexualidad, pero los sentimientos antigay permanecen y se fortalecieron cuando se presentaron leyes en 2013 que prohiben la difusión de propaganda que apruebe a los gays.

La red FARE, que tiene como lema "No a la discriminación, sí a la equidad", estableció que produce una guía que detalla las amenazas que se pueden encontrar en Rusia.

FARE también indicó que no se sabe si se podrán mostrar banderas del arcoíris en los estadios durante el Mundial.

Al FARE le preocupa además la recepción que pueden tener aficionados negros y otras etnias en Rusia.