Ciudad de México.- El asambleísta Armando López Campa alertó sobre la proliferación de terminales de autobuses de pasajeros “patito” en diversos puntos de esta ciudad.

El coordinador de la bancada del partido Movimiento Ciudadano en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) solicitó a los secretarios de Movilidad, Héctor Serrano Cortés, y de Seguridad Pública, Hiram Almeida Estrada, un informe sobre la operación de líneas de este tipo en avenidas, calles y plazas de la capital.

Aseguró que los costos de los pasajes de líneas de transporte de pasajeros debidamente autorizados y la ausencia de verdaderas aerolíneas de bajo costo, han inducido a turistas nacionales y extranjeros, trabajadores, estudiantes y profesionistas a optar por utilizar transportes terrestres de bajo costo.

Esta situación, dijo el diputado local, ha provocado la proliferación de miniempresas de transporte que no tienen reconocimiento oficial alguno y operan en la clandestinidad.

López Campa señaló que las siete terminales de autobuses autorizadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que operan oficialmente en la Ciudad de México, no son las únicas áreas que mueven pasajeros vía terrestre.

Ejemplificó que en la zona de la Merced operan por lo menos tres terminales de autobuses irregulares que ofrecen sus servicios de transporte, sobre todo hacia el sureste del país.

El registro de los pasajeros y su equipaje se hace a mano y en libretas o papeles carentes de razón social, registro de contribuyentes o papel membretado de alguna empresa de transporte debidamente registrada y autorizada.

Además, reveló que otras centrales camioneras “pirata” están ubicadas en la Avenida Politécnico Nacional y sobre todo en las calles de Perú, Argentina, Emiliano Zapata, Alarcón, Plaza de la República, San Antonio Tomatlán y Santa Escuela a un costado de la Plaza Soledad, en la delegación Venustiano Carranza.

Una de estas “terminales” se ubica en el callejón Santa Escuela y Zapata, donde despachan más de 10 líneas de transporte de pasajeros que ofrecen precios inferiores a empresas que operan en alguna de las centrales autorizadas en la Ciudad de México.

“Si bien es cierto que el precio es menor, la prestación del servicio no otorga un seguro de vida ni da garantía legal alguna. Entre las líneas de transporte que operan de esta forma están Viajes Exprés, Turipaquetes, Viajes Chiapas, Viajes Auri y TLA Viajes”, comentó.

Armando López mencionó que aunque la mayoría de esas empresas no figuran en las líneas de autobuses de las terminales de autobuses autorizadas por la SCT, transportan a comerciantes y personas del interior de la República que buscan trabajo en la capital del país.

El líder de la bancada de Movimiento Ciudadano agregó que la venta de boletos para estos autobuses no se oferta en taquilla o establecimiento alguno, sino en improvisadas mesas que se instalan en las cercanías de los lugares donde aparcan las unidades de transporte o bien en el mismo lugar donde se aborda el autobús.

Notimex