MÉXICO.-  Los casi 200 puntos de hallazgo donde se han encontrado decenas esqueletos de mamuts, camellos, caballos y bisontes, en el futuro aeropuerto de Santa Lucía, Estado de México, dan cuenta del descubrimiento paleontológico más importante en América Latina por concentración de individuos.

El rico yacimiento de fósiles se ubica a unos 50 kilómetros de la Ciudad de México, en los terrenos del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, que se construye en la base militar de Santa Lucía por orden del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el lugar, a inicios de junio, se reportó el descubrimiento de unos 60 mamuts y prácticamente en unos cuantos meses los hallazgos se han triplicado, además de que ya se cuenta con inventario de más de 8 mil huesos.

“Nunca soñamos con un proyecto de esta magnitud, es un reto y es una felicidad porque estas oportunidades pocas veces se tienen”, dijo en entrevista con Efe, Rubén Manzanilla López, responsable de salvamento arqueológico en Santa Lucía del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Recordó que la zona de Santa Lucía está asentada en lo que antiguamente fue el lago de Xaltocan, la cual atrajo a muchos animales en diversos periodos.

“Esta era zona muy pantanosa hace unos 10 mil años y los animales quedaban atrapados en el fango e irremediablemente morían”, agregó.

El experto dijo que se tienen varios tipos de evidencias “ya que hay restos de animales que aparecen dispersos y otros que aparecen casi completos”, como ocurrió con un mamut cuya osamenta fue hallada en más del 90 por ciento.