México.-Tras la catástrofe que sufrió el Barcelona en Anfield, un grupo de aficionados blaugranas se encontró con Lionel Messi en el aeropuerto de Liverpool, donde le increpó por la forma en que el equipo fue eliminado de la Champions League.

De acuerdo al diario Mundo Deportivo, tras escuchar un insulto, Lionel Messi no pudo más y se volteó hacia el grupo que le reclamaba para preguntar qué pasaba, entonces tuvo que intervenir Pepe Costa, director de la Oficina del Jugador del Barcelona, para hacer que La Pulga siguiera con su camino y así evitar que la situación pasara a mayores.