México.- "Ninguna institución está aquí para apoyarnos. Nos cierran todas las puertas. Por eso las tiramos". Así fue como Jeanine (Twitter @Jachtaj) explicó algunas de las decisiones que tomaron los colectivos feministas el viernes pasado, día de la marcha multitudinaria en contra de la violencia contra las mujeres en la Ciudad de México.

Después de la marcha del 16 de agosto en la Ciudad de México en la que mujeres se unieron para protestar en contra de la violencia de género, y en búsqueda del cumplimiento de los derechos humanos para este sector de la población, los medios de comunicación y redes sociales se llenaron de comentarios referentes a la manifestación.

"Vándalas", "manifestación violenta", "feminazis", son algunos de los peyorativos utilizados. Pero también hubo personas que mostraron empatía con el movimiento y se unieron al llamado de "Nos están matando" y "No me cuidan, me violan".

Aunque parte de la cobertura noticiosa en México se centró en las pintas y algunos actos violentos aislados, las mujeres que se organizaron para las manifestaciones de las últimas semanas dicen haber cumplido su objetivo: la visibilización.

"Las marchas siempre han sido pacíficas, con pancartas, caminando de un lugar a otro, gritando consignas. Nunca habíamos pasado la línea. Ahora se nos dice que estas no son formas, que siempre hay modos distintos. Pero los modos distintos ya los gastamos", dijo Jeanine en entrevista telefónica.

En el pasado los colectivos feministas protestaron bailando, pero en internet se burlaron de este tipo de reclamo. También realizaron pliegos petitorios que fueron ignorados. Incluso, hasta se llegaron a organizar para ellas para buscar a mujeres desaparecidas, contó Jeanine.

Agotamos todas las vías y esta fue la última que tuvimos

"Agotamos todas las vías y esta fue la última que tuvimos.  Una vía enojada, eso es verdad. Pero no violenta. La violencia solamente existe contra las personas y no hay una sola persona herida por parte de mujeres. Aunque por supuesto hubo infiltrados", explicó.