México.-En una noche deportivamente complicada para el América, el recuerdo de Diana González, una de las futbolistas históricas del conjunto femenil, rescató el sentimiento de la afición, que salió conmovida del Estadio Azteca.

Los homenajes que el club le rindió a quien fuera decisiva en el primer título de las Águilas femeniles fueron más allá del marcador de un partido; invadieron a los asistentes con muestras de respeto hacia la heroína azulcrema fallecida el viernes.

Antes del cotejo entre América y Santos, quienes se dieron cita en el Coloso manifestaron luto por los hechos y admiración hacia González.

"Ojalá los jugadores le rindan un homenaje. Ella dio honor al equipo y a la afición", decía una aficionada en las inmediaciones del inmueble.

Algunos otros consideraban que la institución a la que pertenecía estaba obligada a llevar a cabo un acto de solidaridad para rendirle honores.

Lo menos que el América puede hacer es dedicarle un minuto de silencio", externaba una pareja. En efecto, una vez que Águilas y Guerreros brincaron al terreno de juego, el arranque esperó un minuto, que se dividió en 30 segundos silenciosos y 30 de estridentes aplausos en memoria de quien un día, con sus goles, gozó —de forma presencial— del cariño azulcrema.

Al minuto 35' de juego, el sonido local volvió a recordarle a los presentes que uno de los motivos para hacer de ésta una jornada especial, era Diana González. Las ovaciones sacudieran la grada del Azteca, que incluso con una pobre entrada, estremeció a quienes ocupaban un lugar en la tribuna.

"Apoyamos al América y el América tiene dos ramas. Un día, la gente la recordará como recuerda a ídolos que ya se nos adelantaron", sentenció Alfonso, mientras salía del recinto en el que Diana González soñó y cumplió sus sueños.