México.-El entrenador mexicano Javier Aguirre, recientemente nombrado como técnico del Leganés de España, recordó algunos momentos de su carrera, como cuando invitó a futbolistas de la Selección Mexicana a tomar una cerveza, algo que le parece de lo más normal pese a los constantes problemas de indisciplina que ha habido en fechas recientes.

Incluso, el Vasco Aguirre, recordó que en su época como futbolista era de lo más común que los jugadores fumaran y bebieran sin mayor problema.

“Yo en mi época, llegué al Club América en 1975, fumabas y bebías sin problema. Llegabas al primer equipo (y te decían) “un cigarrito y tal, vente y vámonos…”, dijo Javier en entrevista con ESPN.

Pero el momento que tiene más fresco sobre aparentes indisciplinas fue uno que vivió directamente con el Tri a dos semanas de su debut en el Mundial Sudáfrica 2010, cuando la prensa exhibió fotos de Cuauhtémoc Blanco fumando y bebiendo por la noche junto a otros futbolistas, entre quienes también se identificó a Efraín Juárez.

“A mí me sucedió en 2010 (con la Selección Mexicana), yo los llevé (a los jugadores) 30 días a Alemania, los invité a cenar, nos echamos una cerveza. Le avisé a Néstor (de la Torre) que era en ese entonces el director de la selección.

“Me dicen los capitanes Conejo (Pérez), (Gerardo) Torrado, Cuauhtémoc (Blanco) y (Rafa) Márquez. Me tocan a la habitación, yo ya me iba a acostar. “Oye Javier, nos dejas echar la última en la habitación”. ¿Por qué no? Mañana en vez de entrar a las 11 entrenamos a las 12. Órale, con cuidado, no hagan desmadre, perfecto. Clarito, como lo estoy contando”, narra a detalle Javier Aguirre.

Sin embargo, el Vasco no contaba con que los medios de comunicación sacarían a la luz las imágenes de Cuauhtémoc y otros jugadores durante esa reunión nocturna y a la mañana siguiente vinieron las consecuencias.

“Al otro día me llama Néstor: “Oye, que los jugadores, no sé qué…” ¿De qué me perdí? Claro, fotógrafos. Vio una foto de Cuauhtémoc fumando en una ventana y que el otro estaba por ahí.

“Y sí, me avisaron, yo fui el incitador, pobres chicos, 40 días que llevan aquí sentados como perros y yo los invité a cenar y a tomarse un vinito y una cerveza. ¿Cuál es el pinche problema? No va a pasar nada”, mencionó Javier Aguirre, muy a su peculiar estilo.