Guerrero.- En el puerto de Acapulco, en días pasados se reunieron el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y el expresidente de ese municipio, Evodio Velázquez Aguirre –actualmente acusado de desvíos millonarios de recursos–, para hablar "sobre el futuro de nuestro partido", el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

A través de una imagen difundida por el propio exmandatario estatal -a quien el movimiento por Los 43 boicoteó sus aspiraciones de ser diputado por la Costa Chica-, dio a conocer su encuentro.

"Hoy desayuné con mi amigo Evodio Velázquez, con quien abordamos diversos temas de Acapulco y sobre el futuro de nuestro partido (PRD) en Guerrero.

Ambos coincidimos en el compromiso de mantener la unidad y fortalecer a la izquierda progresista y moderna en nuestro estado".

Aguirre Rivero ha iniciado desde meses antes una campaña que incluye a políticos y presidentes municipales, con la cual busca figurar nuevamente como personaje para las elecciones del 2021.

Lo mismo ha realizado el exalcalde de Acapulco, que a través de encuestas en Chilpancingo y Zihuatanejo, busca simpatizantes.