El segundo nombramiento fue alterado para mantener por cinco años en el cargo a Francisco Espinoza Grado

El ex gobernador, Ángel Aguirre Rivero y el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo firmaron dos nombramientos distintos en los que se designa como consejero de la Judicatura del Estado a Francisco Espinoza Grado. Uno de los documentos habría sido alterado para mantener por cinco años en el cargo a Espinoza Grado.

Fuentes de la Secretaría General de Gobierno señalaron que la maniobra habría sido orquestada por Martínez Garnelo quien pasó al gobernador la firma de ambos nombramientos.

Espinoza Grado fue designado el 24 de abril del año 2014 por el ex gobernador y Martínez Garnelo, quien actualmente se desempeña como magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

El nombramiento fue otorgado en virtud de la renuncia por motivos de salud del entonces consejero Arturo Estrada Bárcenas que argumento “motivos de salud” para separarse de su encomienda en el Consejo de la Judicatura.

En mayo de ese mismo año el Congreso del estado ratificó el nombramiento de Espinoza Grado en sustitución de Estrada Bárcenas, y de acuerdo con el Decreto 452 publicado en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado el periodo de su cargo el 13 de setiembre del 2010 al 12 de septiembre del 2015. Una vez vencido el periodo para el que fue designado Espinoza Grado, el Congreso designó el 6 de septiembre del 2015 como consejero de la Judicatura a Agustín Lara Muñiz.

Sin embargo, el nombramiento de Lara fue suspendido por un amparo que interpuso ante el Juzgado federal Séptimo con sede en esta ciudad, Espinoza Grado. La corte federal tomó como referencia para emitir su resolución uno de los nombramientos duplicados firmados por el ex gobernador, y Jesús Martínez Garnelo.

El 29 de abril de 2014 tanto el ex gobernador, Ángel Aguirre como Martínez Garnelo firmaron dos documentos en apariencia iguales. En un oficio en el que se observan los sellos de la Secretaría de la LX Legislatura del Poder Legislativo se lee:

“C. Lic. Espinoza Grado/ presente. Con fundamento en lo dispuesto por los artículos (...) de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero (...) de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en uso de la facultad que me confiere el artículo 76 segundo párrafo de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Guerrero Número 129, he tenido a bien nombrarlo: Consejero de la Judicatura del Estado de Guerrero. Cargo que deberá de desempeñar con sujeción a la Ley, a los programas, normas éticas y políticas que he establecido”. El oficio, del que se tiene una copia contiene las firmas tanto de Aguirre Rivero como de Martínez Garnelo.

El documento al que se hace referencia fue certificado por la entonces secretaria de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Laura Arizmendi Campos.

En esa misma fecha, el 29 de abril del 2014 el ex gobernador y Martínez Garnelo firmaron un documento similar con el mismo texto pero en el que se modificaba el periodo de tiempo para el que estaba siendo designado como consejero Espinoza Grado. “Cargo que deberá desempeñar durante cinco años”

De acuerdo con una copia certificada por una notaría de Chilpancingo, de la que se conserva una reproducción en el nombramiento que habría sido alterado se lee:

“C. Lic. Espinoza Grado/ presente. Con fundamento en lo dispuesto por los artículos (...) de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero (...) de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en uso de la facultad que me confiere el artículo 76 segundo párrafo de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Guerrero Número 129, he tenido a bien nombrarlo: Consejero de la Judicatura del Estado de Guerrero. Cargo que deberá de desempeñar, durante cinco años, con sujeción a la Ley, a los programas, normas éticas y políticas que he establecido ”.

De acuerdo con una fuente del Consejo de la Judicatura Federal, este último nombramiento fue utilizado como argumento por el juez del Juzgado Séptimo, José Luis Camacho Contreras para concederle el amparo a Espinoza Grado, y mantenerse en su cargo por cinco años.