México.-Desde Almirante Brown hasta Atlanta United, Gerardo Martino tiene predilección por los porteros que saben salir jugando, que saben jugar el balón con los pies.

Desde aquel lejano 1998 hasta diciembre del año pasado, en los equipos y selecciones que ha dirigido, el 'Tata' ha optado por arqueros que dominen los zapatos de fútbol tanto como lo hacen con los guantes.Gente cercana al estratega argentino sabe de esta predilección así que de inmediato saltan a la cabeza las condiciones y capacidades de porteros como Guillermo Ochoa, Jesús Corona y otros posibles candidatos para la selección mexicana.

En la selección de Paraguay, la que acudió a la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, Martino optó por Justo Villar sobre otros arqueros (Diego Barreto y Aldo Bobadilla) por su experiencia y aptitudes con el balón en las extremidades inferiores.

Lo mismo pasó con Argentina en las Copas América del 2015 y 2016 en donde Sergio Romero fue el guardameta titular superando a Nahuel Guzmán y Mariano Andújar, quien se lastimó en plena Copa América Centenario y en su lugar debió ser llamado Agustín Marchesín, quien, sin embargo, no jugó un solo minuto.De hecho, el hoy portero de las Águilas del América sólo ha sido convocado por Argentina para encuentros amistosos, de ahí que exista la posibilidad de jugar con el Tri del 'Tata'.

A nivel de clubes, el timonel rosarino de 57 años ha mostrado la misma tendencia de dar prioridad a los arqueros que saben qué hacer con el balón en los pies.En su más reciente experiencia con el Atlanta United de la MLS, equipo con el que levantó el título apenas en diciembre, el timonel optó por Brad Guzan sobre Alec Kann.

Desde hace 21 años, el hoy estratega de la selección mexicana se ha decantado por un tipo de arquero muy específico y en el espectro del combinado azteca no son muchos los que dominan el esférico igual que lo hacen con las manos.

Ochoa, por ejemplo, ha mejorado y domina toda su área de meta, ni hablar de sus enormes aptitudes bajo los tres postes, pero aún tiene pendiente el tema de dominar la de gajos con los pies. Algo similar sucede con Jesús Corona y Alfredo Talavera.De los nuevos prospectos es, tal vez, el meta del Necaxa, Hugo González el más completo y el que menos problemas tiene con el trato del balón.

Raúl Gudiño es uno de los mejores en el fútbol mexicano pero no domina el tema de salir jugando. Quizá algo parecido a lo que puede llegar a mostrar el joven cancerbero del Veracruz, Sebastián Jurado.Se vienen meses de muchos movimientos y pruebas en el entorno del tricolor y aún está por verse si Martino replica en la selección su gusto por un estilo definido de porteros.

Los nombres de los compatriotas que son candidatos los conocemos todos, pero no estaría nada mal hacerle un cupo desde ya a Agustín Marchesín.Méritos los tiene el arquero de los de Coapa pues ha sido campeón con Lanús, de su natal Argentina, y con Santos y América en la Liga MX.