Ciudad de México.- El impacto de la pandemia del COVID-19 en la economía de México provocará una contracción de 10.5 por ciento, estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI), pese a esto el presidente Andrés Manuel López Obrador mantuvo este miércoles su postura de que la economía se recuperará muy pronto.

"Hay un dicho que es muy certero ahora: 'al mal tiempo, buena cara', o sea, vamos hacia adelante, ¿cuántas veces México ha salido adelante?", comentó en su conferencia de prensa desde el Antiguo Ayuntamiento de la Ciudad de México.

El FMI publicó más temprano su previsión más reciente para el Producto Interno Bruto (PIB) de México, que señala que este se contraerá 10.5 por ciento en 2020 debido a los efectos de la pandemia del COVID-19.

Este pronóstico es incluso peor que el revelado en abril, que era de una caída de 6.6 por ciento para la economía mexicana.

Al respecto, el presidente dijo que esa previsión "está muy pesimista".

"Yo estoy muy optimista a partir de datos objetivos, datos reales, datos duros. Yo sostengo que nos vamos a recuperar pronto", remarcó.

El mandatario basó esta afirmación en la cifra de pérdida de empleo que, aseguró, ya presenta una desaceleración en junio.

"En lo que va de junio, hasta ayer, se han perdido 85 mil empleos, pero incluso ya hay días de junio en los que ha habido aumento, es decir, que se han inscrito trabajadores de nuevo al (Instituto Mexicano) del Seguro Social", declaró.

Con información de El Financiero