México.- El exprocurador General de la República, Jesús Murillo Karam, quien encabezó la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, compartió cómo fue ese momento de su vida y la relación que sostuvo con los padres de los estudiantes.

En una entrevista con Imagen Noticias, Murillo Karam subrayó que al principio de las averiguaciones sobre este caso de 43 estudiantes que desaparecieron en Iguala en 2014, era una situación muy difícil y muy dolorosa porque los padres se negaban a dar declaraciones.

Además, el ex Procurador recalcó que de los 43 alumnos, solamente 3 de ellos está comprobado, que murieron incinerados en el basurero de Cocula.

“Está absolutamente comprobado que de los 43 desaparecidos, al menos tres fueron asesinados en ese lugar”, comentó Jesús Murillo en otra entrevista con Carmen Aristegui.

Pero recalcó que los otros 40 alumnos no puede decir que están muertos, sino se encuentran desaparecidos.

“Fue doloroso ver la afectación de los padres que llevaron a esos niños a un lugar que estaban buscando para poder crecer, para poder ser más útiles y tener un modo de vida, que lo que les da las normales rurales, cuando se crean, se crean por eso, y ver a los padres que habían fijado su esperanza en esa cuestión destrozada, hecha pedazos, aunque todavía en ese momento no sabíamos que estaban muertos pero sí desaparecidos”, agregó.