Miembros de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), de Acapulco, señalaron su preocupación ante la ola de violencia que ha azotado al puerto en los días recientes, y advirtieron también sobre el aumento de manifestaciones y bloqueos en el municipio.

Durante un reunión con abogados, los 205 socios se comprometieron a trabajar por la reactivación de la economía en el puerto, pero señalaron que los tres niveles de gobierno deben hacer su trabajo y generar “un poco de paz”.

En entrevista, luego de culminar su sesión, el presidente de Coparmex Acapulco, Fidel Serrato Valdés, reiteró a los tres niveles de gobierno la necesidade de que se brinde seguridad en el municipio: “exijo a las autoridades que hagan su trabajo, y que Acapulco vuelva a tener un poco de paz".

"No esperaremos a que suceda algo, tienen que brindar esa poquita o mucha seguridad, es su obligación", agregó, y denunció que algunos de los socios de la Confederación han sufrido “los estragos de la delincuencia” a través de llamadas de extorsión.

También señaló que las acciones de seguridad no sólo deben enfocarse en las franjas turísticas, sino que también deben atenderse las zonas en las que viven la mayoría de los habitantes del puerto:

"Es alarmante la situación, las autoridades se han enfocado en la zona tradicional turística, pero no vela por los intereses de las colonias populares de la ciudad".

Respecto a las marchas y bloqueos por parte de diversas organizaciones sociales, los miembros señalaron que no sólo se trata de un fenómeno en aumento en Acapulco, sino en todo el estado de Guerrero.

Por su parte, el presidente de la asociación de colonos del fraccionamiento Joyas de Brisamar, Carlos Reyes Paris, criticó la continuidad de las obras en torno al Macrotúnel, que ha recibido diversas demandas por el daño en al menos 50 propiedades de la zona.

Reyes Paris dijo que existe “un enorme avasallamiento, corrupción y anarquía", en la obra inconclusa del túnel.

“Nuestros representantes no están ni si quiera haciendo las cosas en pro del bienestar de Acapulco. No queremos que la obra pare, pero pido que el gobernador atienda esta obra", señaló.