México.- Dos palabras: “albañiles mexicanos”, son las que más llaman la atención en los datos presentados por el sitio de contenido para adultos Pornhub, el último año estas búsquedas aumentaron 392 por ciento.

Las búsquedas de material pornográfico en internet van en aumento en México. De acuerdo al 2016 Year in Review de Pornhub -uno de los sitios de pornografía favoritos en el mundo-, México se coloca en el puesto 11 de los países en el mundo que generan más visitas dentro del website.

Entre Brasil (puesto 10) y Rusia (puesto 12), se ubica México, donde las palabras "mexicana", "teen" y "mom", destacan en la lista de búsquedas.  Y entre las que entran al top 10 y que también hablan de los gustos del público mexicano, se encuentran "hentai" y "pokemon", términos relacionados con la cultura de anime japonés.

Mexicanos también ven porno gay

El 20.7% de los heterosexuales encuestados reveló que le gusta ver porno gay. Y no, con porno gay no se refiere a sexo entre mujeres, sino entre hombres. Sin embargo, la cifra de hombres gay a los que les gusta ver porno heterosexual es más alta, arrojando un resultado de 55%.

albañil mexicano preferido en sitios de adultos

El estudio no especifica por qué a ese grupo de hombres heterosexuales les gusta este tipo de contenido pornográfico y tampoco los categoriza como parte de los homosexuales encuestados.

Al final de cuentas, son sólo hombres heterosexuales a los que les gusta el porno gay.

¿Albañiles un mito del porno? Albañiles, ¿un mito del porno?

En cuanto a las estrellas porno más buscadas son Dillian Harper, Mia Khalifa y Lisa Ann, mientras que las categorías más cliqueadas son "Lesbian", "Teen" y "Hentai".

Pero lo que más llama la atención en los datos presentados por Pornhub, es la búsqueda de un par de palabras que en el último año aumentó en un 392%: albañiles mexicanos.

El término con mayor crecimiento fue porno 360. Sí, la gente tiene lentes de realidad virtual y está dispuesta a utilizarlos.

¿Albañiles un mito del porno? Albañiles, ¿un mito del porno?

Se dice, que si hay algo "Hecho en México" que valga la pena, ahora hay que buscarlo en el porno.