El alcalde de Copalillo, Getulio Ramírez Chino, agredido este lunes en la carretera federal cuando se dirigía a la cabecera municipal de Atenango del Río, había sido amenazado durante la campaña electoral y durante su periodo como presidente municipal electo, reveló el diputado local Fredy García Guevara. García Guevara, también Comisionado Político Nacional para el Partido del Trabajo (PT) en Guerrero, recordó que durante la campaña política de Ramírez Chino para la presidencia municipal recibió llamadas de desconocidos que le exigían que dejara de lado sus aspiraciones políticas, y cuando le fue entregada la constancia que lo acreditó como presidente municipal electo le exigieron que no tomara protesta, “y eso permitió que anduviera con precauciones”. Entrevistado esta mañana en las instalaciones del Congreso local, García Guevara señaló que no ha podido establecer comunicación con el alcalde, y que no podría confirmar la versión de una agresión directa en su contra porque no tenía la información precisa. Añadió que sólo conocía las versiones periodísticas que informaron este día que ayer lunes hombres en diversos vehículos embistieron al convoy del alcalde en la carretera federal, motivo por el cual dos policías murieron al volcarse la camioneta en la que viajaban. Dijo que el pasado 18 de marzo se reunió con el alcalde, donde le aseguró que ya no tenía presiones ni llamadas telefónicas de amenazas. “Me comentaba que estaba tranquilo, trabajando y que ya no tenía presión alguna de lo que estaba sucediéndole con anteriodidad”. Indicó que la Policía Federal fue notificada de las amenazas en contra del alcalde, pero que no fue interpuesta una denuncia formal por las amenazas que sufrió y el periodo como presidente municipal electo. “No hubo demanda formal, se hizo de conocimiento a un área de la Policía Federal, y ya no supimos después qué estaba pasando”. El diputado local indicó el alcalde Getulio Ramírez ya se había reunido con el gobernador Héctor Astudillo Flores a quien, al parecer, le solicitó apoyo policiaco porque con los efectivos con los que cuenta Copalillo  son pocos y no tienen la capacidad de cubrir la mayor parte del municipio. Comentó que en las próximas horas buscará al alcalde para hablar de lo sucedido, y adelantó que de confirmarse la versión de un atentado directo, pedirán al gobierno federal y estatal que investiguen y le brinden el apoyo con agentes de seguridad que se necesitan para Copalillo, “porque está en riesgo él, y la población”. “Se requiere que prevalezca la paz, de por sí Copalillo es una zona indígena pobre, y con esos males más complicado se torna”, consideró.