Cuernavaca, Morelos.- A pesar de que su administración opera en números rojos y de que es investigado por presuntos actos de corrupción, el alcalde de Cuernavaca, el morenista Antonio Villalobos Adán, buscará permanecer en el cargo otros tres años.

“Es un tema de la coalición, nosotros esperemos que haya coalición, la coalición siempre va a ser el refuerzo y estrategia de sumar fuerzas políticas, siempre va a ser bueno y si de alguna manera una de ellas me invita a colaborar con ellos, a demostrarle que estamos haciendo las cosa con una ideología de izquierda, las cosas como ellos marcan y si cumplo con sus expectativas, que mejor para que el día  de mañana se tomara una decisión entre fuerzas políticas”, dijo el Edil al ser cuestionado sobre sus aspiraciones.

Aunque aseguró que la crisis financiera por la que atraviesa el Ayuntamiento aún no alcanza a la prestación de servicios públicos, adelantó que sí podría provocar una “reestructuración” en el municipio, es decir, despidos.

“No, recorte ni de servicios, ni aumento de impuestos todavía están contemplados. Estamos haciendo un análisis en una reestructuración donde tendríamos que platicar con los sindicatos para que, si en un momento dado, con los sindicatos se puede considerar el criterio también de ellos, en apoyo de la administración de esta casa que nos resguarda a todos, que es la administración pública y el servicio público, ver hasta dónde podemos complementar los criterios que sean favorables al Ayuntamiento.

“No debemos de perder de vista que llega diciembre, se nos está viniendo diciembre, nosotros estamos vislumbrando con ello aguinaldos y las demás prestaciones que ameritan el pago puntual de ellas. Todavía no lo tenemos contemplado, lo estamos platicando con los sindicatos, ver el tema del retiro voluntario para no perjudicar derechos, son muchas de las cosas que en este momento se están viendo”, dijo.

Villalobos Adán es investigado por la Fiscalía Estatal Anticorrupción.

Aunque no se ha informado oficialmente el delito del que se le acusa, la Fiscalía Anticorrupción llevó a cabo un operativo en oficinas del municipio para decomisar documentos, entre ellos declaraciones patrimoniales, del Edil y otros funcionarios investigados.

Para evitar ser detenido, el Alcalde tramitó y consiguió un amparo.

Además derivado de las investigaciones penales en su contra, el Congreso del Estado ordenó una auditoría a las cuentas públicas del municipio.

De acuerdo con el Edil, de lo mil 361 millones de presupuesto con los que cuenta Cuernavaca, el 57 por ciento se destina al pago de nómina, equivalente a 770 millones de pesos; el 29 por ciento es gasto corriente equivalente a 390 millones de pesos, otros 115 millones están destinados al pago de créditos, por lo que asegura no hay recursos para desviar.

“Señores, bienvenida la auditoría a Cuernavaca, estamos preparados para recibirla, sabemos cómo nos hemos comportado, pues ni dinero tenemos, y el que tenemos está totalmente etiquetado”, dijo el Alcalde