Chilpancingo, Guerrero.- Cinco regidores del municipio de Juan R. Escudero (Tierra Colorada) exigen un aumento de sueldo al doble,  bonos por 150 mil pesos, y tres obras cada uno, con  un monto  mayor a 500 mil pesos, además presionan al ayuntamiento para que autorice o520 mil pesos a policías comunitarios del Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo para el Estado de Guerrero (FUSDEG), reveló el alcalde, Leonel Leyva Muñoz.

El edil también negó las acusaciones de nepotismo y desvío de recursos que realizaron en su contra los regidores Diana Carolina Costilla Villanueva (PRI), Fermín Hipólito Nava (MC), Víctor Hugo Romero Ramírez (PAN) Samuel Rosales de la Cruz (PT), e Inocencio Alvarado Ramírez (Morena), el pasado martes en el Congreso local, y argumentó que la inconformidad real de los ediles es porque no han obtenido "dádivas" económicas de su parte

"La primera petición que me hicieron es que les incrementara su salario. Un regidor gana 12 mil 500 pesos a la quincena, me pidieron que lo incrementara a 24 mil [...] El segundo problema fue que de los meses de octubre a diciembre de 2015, me pidieron un bono de 50 mil pesos, un bono anual. Tampoco les dimos ese bono, ahorita ya me pidieron para este año el bono anual, pero ya lo quieren de 100 mil pesos", denunció el presidente municipal.

Leyva Muñoz explicó que una semana antes de que se presentara el primer informe de gobierno, en sesión solemne, el pasado 14 de septiembre, se reunió con los regidores, quienes le solicitaron tres obras cada uno, con un valor no menor de 500 mil pesos, lo que significarían 15 acciones con un valor de 7 millones 500 mil pesos, a lo cual no accedió, y por ello los ediles no se presentaron a la sesión del primer informe.

El alcalde dijo que otros de los conflictos que por los que atraviesa el ayuntamiento de Juan R. Escudero, son las "presiones" que los ediles, encabezados por el representante de Morena, Inocencio Alvarado Ramírez -quien además es consejero del FUSDEG-, que están ejerciendo, para que la mitad de los recursos que llegan al municipio,para el rubro de seguridad pública, sean destinados a la Policía comunitaria.

El presidente municipal detalló que el Ayuntamiento recibe mensualmente un millón 41 mil pesos para seguridad pública, los cuales se utilizan para el pago de policías, agentes de Tránsito y de Protección Civil, pero acusó que Alvarado Ramírez está aprovechando su posición como regidores para exigir la mitad de los recursos, 520 mil pesos, para que sean destinados al FUSDEG, organización de la que es consejero.

Recordó que el 25 de noviembre del año pasado, integrantes del FUSDEG retuvieron una patrulla y cinco agentes de la Policía municipal, quienes fueron liberados tras la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), pero en abril pasado, volvieron a retener una patrulla y siete policías, liberando sólo a los agentes, y la cual pretenden "canjear" por los 520 mil pesos mensuales.

Leyva Muñoz informó que los policías municipales fueron concentrados en la sede del Ayuntamiento desde el pasado domingo, con la finalidad de que no sean retenidos nuevamente, y así evitar confrontaciones.

Los cinco regidores, acusaron el pasado martes, que familiares del alcalde están en áreas de Seguridad Pública, Tránsito y Tesorería, lo cual fue negado por Leyva Muñoz, quien argumentó que el director de seguridad pública, fue designado por secretario de seguridad pública estatal, Pedro Almazán Cervantes, y los demás puestos de primer nivel tuvieron autorización en sesiones de cabildo.