El alcalde de Tixtla, Hossein Nabor Guillen, declaró que si los pobladores de la comunidad de Metlalapa se oponen a la instalación del relleno sanitario que pretende echar andar el ayuntamiento de Chilpancingo, él dará su respaldo a los vecinos.

Manifestó que hasta el momento desconoce cómo funcionará y pidió al alcalde Marco Antonio Leyva Mena que presente un estudio de impacto ambiental en los que compruebe que no se generará contaminación y documentos en los que se acredite que no se afectará la salud de los habitantes.

Aclaró que el proyecto que se pretende establecer en el municipio de Tixtla sobre el libramiento de cuota no es “intermunicipal” como lo ha manifestado Leyva Mena y que la basura que se deposite en el relleno será sólo de Chilpancingo.

Consultado esta mañana vía telefónica, el alcalde perredista dijo que el Cabildo de ambos municipios en la pasada administración encabezados por los alcaldes Mario Moreno Arcos y Gustavo Alcaraz Abarca, no llegaron a un acuerdo y no se concretó el convenio para que ambos depositaran la basura en el relleno. El ayuntamiento de Tixtla compró un predio donde habrán de establecer su propio basurero.

Argumentó que no se trata de un tema político, y lo que se busca es que no se ponga en riesgo la integridad física de las personas y no se afecte al ecosistema. “Mientras no haya documentos, los pobladores de Matlalapa no van aceptarlo y su servidor tiene que sumarse a la razón; de ninguna manera voy a colaborar para que no se les proteja ni la integridad física ni al ambiente de la comunidad”.

Manifestó que los habitantes se encuentran preocupados por las consecuencias que pudiera tener en el ambiente ese relleno sanitario y con ello los problemas de salud y la posible contaminación del agua que tiene esa localidad que es utilizada para el cultivo.

“Un servidor no va a permitir que se lacere la salud de los Metlalapa y vamos a exigir, así como están ellos (el ayuntamiento de Chilpancingo), los documentos de factibilidad del impacto ambiental, pero además de eso, documentos que indiquen que no se corre el riesgo en la salud de la gente”, expuso.

Dijo que él ha ofrecido su apoyo a Leyva Mena para que el proyecto se consolide; pero si no hay documentos que acrediten que no habrá contaminación ni se dañará la salud de los habitantes se opondrán a su instalación y no dejará solos a los habitantes de Metlalapa.